Bolivia

Sucre; el lugar donde los dinosaurios dejaron su legado

Milo4 comentarios1355 vistas
Sucre

Nuestro viaje nos había llevado por muchos rincones escondidos de la hermosa Bolivia, pero aún nos faltaba conocer Sucre; la capital del país, muchos de los extranjeros creen que La Paz es la verdadera capital pero están errados como nosotros lo estuvimos antes de ingresar a las tierras bolivianas, resulta que antes de la Guerra Federal que azotó al país en 1898 Sucre conservaba los tres poderes del estado (ejecutivo, legislativo y judicial), pero la guerra por el liderazgo de Bolivia ganada por los liberales paceños ante los conservadores de Sucre le otorgó los poderes Ejecutivo y Legislativo a La Paz, sin embargo el poder Electoral y el titulo de capital constitucional lo conservó Sucre.

Dejando ese punto claro y la historia un poco de lado les narraré todo lo que la Senda experimentó en Sucre; La Ciudad Blanca de Bolivia, este título no necesita explicación ya que tras ver las fotografías de la urbe que te mostraremos a continuación quedará más que explicada la razón de ese nombre.

La abundante arquitectura religiosa es un patrimonio importante que tiene bastante fuerza en la ciudad de Sucre, sus construcciones coloniales le dan belleza y armonía a sus calles, la ciudad tiene el honor de conservar la iglesia de San Lázaro; el primer templo construido en todo Bolivia y la Catedral que más tardó en ser construida; demorándose todo un siglo.

Nosotros somos del tipo de personas que disfrutan mucho la arquitectura colonial, pero lo que más amamos es algo que la naturaleza nos regala cada día y que no importa si el lugar donde estas es un terreno extenso de cemento, siempre podrás observar los últimos rayos del sol antes de ocultarse de nuestra vista, nosotros queríamos tener más tiempo y por ello fuimos al mirador de la recoleta para apreciar este homenaje que le brinda el sol a la tierra cada día.

No bastando con ello dejamos la Recoleta para emprender un camino hacia un mirador más alto y con menos contaminación lumínica para así lograr observar los astros del cielo alumbrar la noche, allí por un instante pudimos ver y escuchar una ceremonia que estaban realizando a un recién nacido para protegerlo del mal, brindarle seguridad y curarlo de sus malas afecciones, sin embargo no nos acercamos mucho ya que era algo privado. Acá les dejo una fotografía del fuego puesto por ellos para espantar los males.

Sucre

Gracias a las dos familias que nos hospedaron por Couchsurfing, tuvimos la oportunidad de conocer la ciudad, sus miradores y cómo se vive el final de octubre e inicio de noviembre en el país boliviano, con una tradición que prevalece al paso del tiempo y las modas americanas, les hablo de la fiesta de todos los santos, la cual es una tradición andina que dicta “la muerte no existe, es una transición a la vida eterna”.

La tradición se basa en realizar una fiesta en la que las familias se reúnen en cementerios y hogares y allí preparan una mesa en la que se extiende un mantel blanco si el difunto es niño u oscuro si es adulto, en dicha mesa se colocan flores, adornos y las comidas que más disfrutaba el fallecido, nosotros no teníamos un difunto al cual hacerle este hermoso y ancestral tributo, por ello decidimos ir al cementerio de la ciudad para caminar respetuosamente conociéndolo y así rendir homenaje a aquellos que han dejado este mundo terrenal.

En este momento debes estarte preguntando ¿qué pasó con el lugar donde los dinosaurios dejaron su legado? y de este párrafo hacia abajo comenzará a responderse esa pregunta.

El Parque Cretácico

Llegar a Sucre en ningún momento fue casualidad, porque desde un principio nos habían hablado de un lugar llamado Cal Orck’o (Cerro de Cal), el cual era una zona geográficamente única y el sitio en el mundo donde se conservan más huellas de dinosaurios de diferentes especies, este fue descubierto en 1994 y hasta ahora se han revelado 5.055 huellas de al menos 8 especies de dinosaurios y como si fuera poco goza con el reconocimiento por ser el emplazamiento en el mundo con más huellas, posee además un récord mundial de caminata continua de 581 metros por parte de un Teropodo.

No quiero adelantarme en la historia y contarte todo sin que entiendas qué fue lo que aconteció en Cal Orck’o antes de que todo lo que podemos ver en la actualidad se hiciera real para nosotros, porque sinceramente llegar a este sitio y ver un montón de huellas en una pared casi vertical es un poco extraño debido a que en nuestra mente prevalecerá una entre todas las preguntas ¿cómo hicieron para dejar huellas en esa pared los dinosaurios? ¿acaso trepaban?

La respuesta para ello es entender que los dinosaurios vivieron en el cretácico superior, o sea 68.000 millones de años antes que nosotros y las placas tectónicas han hecho muchísimos cambios a la tierra desde ese entonces, inclusive la formación de los andes no se había dado en aquella época, así mismo si te pones a pensar, el lugar donde estás parado en estos momentos podría haber sido en esos tiempos un lago, mar, una montaña o inclusive el punto exacto donde yacen los restos de un dinosaurio.

Museo Cal Orck’o

Después de hacernos pasar por bolivianos para ingresar y sin importarnos la diferencia de si éramos de aquí o de allá, comenzamos a conocer un poco más sobre estos antepasados nuestros llamados “los dinosaurios”, era asombroso adentrarse en este mundo y darse cuenta de lo que fue antes de nuestro nacimiento como especie, ver el tamaño de sus huellas, sus características, forma de vivir y sin percatarnos ver poco a poco algo que era totalmente desconocido para nosotros.

Salimos de una sala en la revivimos el pasado de estas criaturas fenomenales e inmediatamente entramos a lo que era una sala solo para niños, pero por supuesto esa restricción no era para nosotros debido a que nuestro niño y adulto interior conviven en armonía y salen afuera en los momentos que son requeridos y les aseguro que este lugar era uno de ellos, nótese en las fotografías que un niño de la actualidad con su celular de última generación no podría disfrutar como nosotros lo hicimos en aquel pequeño parque de juegos.

Lo que empezó siendo un paseo de conocimientos por medio de un museo tomó una forma totalmente diferente cuando vimos que este no era un lugar cualquiera en el que se aprende acerca de los dinosaurios, también era el escenario perfecto para imaginarse un viaje al pasado y ver de cerca dinosaurios de muchas especies a escala real, solo eran replicas pero eso era suficiente para hacernos sentir ante ellas tan pequeños como una hormiga.

Suramérica era un continente en el que vivían muchos dinosaurios y entre ellos estaba el Titanosaurio (llamado comúnmente cuello largo), para mí imaginarme este gran animal y ver su replica exacta en Cal Orck’o de 36 metros de largo y 18 de alto siendo la escultura de dinosaurio más grande del mundo era más que utópico, por ello mientras la mayoría de las personas se tomaban fotografías yo intentaba recrear en mi mente lo qué sería estar cerca de estos majestuosos animales.

Farallón de huellas

La aventura no había finalizado, aún faltaba ver aquellas 5.055 huellas de las que nos habían contado en el tour que por cierto está incluido en el tiquete de ingreso y te enseñan mucho sobre la formación de Cal Orck’o, los dinosaurios, las épocas de la tierra y cómo vivía cada especie que pasó su vida en el continente suramericano, en este instante es preciso recomendarte que cuando vayas a visitar este monumental parque lo hagas teniendo en cuenta que las únicas visitas que se hacen al farallón son a las 12 y posteriormente a la 1 de la tarde.

Comenzamos a bajar los escalones que nos separaban de este farallón, que enmarcaba en él el pasado vivo de una especie que ya había perecido en el tiempo, desde lo lejos percibíamos el gran tamaño de las huellas, desearía haber presenciado este lugar como una autopista gigante de dinosaurios en la que caminaban a libre albedrío, eso hubiese sido grandioso.

Estando al lado de las gigantes huellas de estos ejemplares que deambularon por estas zonas que hoy en día llamamos Sucre observamos el valor que tienen para nosotros estas marcas del pasado y sinceramente debo decirte que fue muy poco tiempo esa hora que duró el recorrido, esperamos que para ustedes esta historia por las tierras de la capital de Bolivia haya sido todo un espectáculo como lo fue para nosotros.

Recomendaciones

  • Es vital tener en cuenta que los domingos abren el parque pero no abren el ingreso para ir al farallón de huellas.
  • Para llegar a Cal Orck’o en transportes publico es muy sencillo y barato, solo debes tomar el micro “H” o “4” desde la terminal de buses y bajarse en la penúltima estación, te recomiendo igual que le digas al conductor y él gustosamente te dirá cuando ya debas bajarte, también puedes tomar un taxi o un bus llamado Sauromovil que todos los días parte desde la esquina de la catedral de la plaza 25 de mayo en horarios 9:30, 12:00 y 14:30, pero te aseguro con mi vida que la primera opción te ahorrará más dinero.
  • Cuando vayas a bajar al farallón de huellas colócate los lentes de protección y el casco para que no la pases mal con los fuertes vientos o una piedra te convierta en historia.
  • El costo de ingreso es: extranjeros 30 Bs / nacionales 10 Bs/ niños 10 Bs.
  • Si quieres tomar fotos deberás pagar un derecho de fotografía de 5 Bs, sé que es asombroso pero es real.
  • El horario de atención de martes a viernes es de 09:00 a 17:00 y sábados, domingos y festivos es de 10:00 a 18:00.
  • No se permite el ingreso a mascotas.

¿Habías visto antes huellas de dinosaurio?

Déjanos tu respuesta en la caja de comentarios y estaremos muy felices de leer tu experiencia jurásica.

Vive feliz, vive libre.

Milo
Viajero utópico que movido por su pasión te llevará a lugares asombrosos.

4 Comentarios

  1. Es interesante la visita a Sucre, ciudad honorífica del Mariscal Antonio José de Sucre, gracias Exploradores de la Senda por añadir mas conocimientos a sus seguidores, siendo impresionante la reprodución del titanosaurio y en Bolivia, lo que confirma la teoria de la Pangea, cuando Suramerica y Africa estaban unidos y como tal tienen vestigios del jurásico, celebro que uds presenciaran tan imporante período y tengan el privilegio de haber contemplado tantas huellas en ese lugar… me agrada saber de uds,paleontólogos de la Senda, Virgil.

    1. Nos alagas con decirnos exploradores, ya que somos simples viajeros del siglo XXI época en la cual es más fácil todo, hubiese deseado haber nacido en otros tiempos para hacer un viaje más honorífico y pintar las hojas de la historia, pero nuestro viaje fue otorgado para esta época y aún así intentaremos dar todo nuestro empeño en no ser nosotros los recordados, sino nuestras historias por un mundo que aunque separado en todos sus aspectos intentaremos unificar con nuestros relatos y fotografías.

      Vive feliz, vive libre.

  2. Hola Milo. Tus comentarios expresan la profundidad de tu alma. Ciertamente los encuentros con nuestro entorno natural y social nos enriquece en gran manera.

    1. Asunta muchísimas gracias por tus palabras, para mí es un honor leerlas y darte la bienvenida a este sueño llamado Senda Utópica.

      Vive feliz, vive libre.

Déjanos un comentario