Perú

Puno; un cierre con broche de oro

Milo2 comentarios1505 vistas

Llegar a Puno para nosotros era una fusión de sentimientos, pues era la última ciudad que iba a estar en nuestra lista de sitios por conocer en este hermoso país que nos llenó de tan buenos recuerdos y precisamente eran 3 los lugares soñados los que se habían apuntado por sí solos en nuestra lista y ellos se encargarían de ser los autores principales de esta aventura.

Todo comenzó gracias a nuestros grandes amigos de Pacha Hostel quienes se ofrecieron amablemente a hospedarnos durante nuestra estadía en la ciudad de Puno y nos llevaron a nuestro primer destino que ya estaba esperando ansioso por nosotros para vibrar juntos en la vivencia de una nueva experiencia.

El Titicaca y sus sorpresas

Los Uros

Primero que todo es vital que comprendas que los Uros son una etnia preincaica que ha sobrevivido muchas décadas y ha aprendido a adaptarse a los cambios que el mismo tiempo ha traído consigo, conocidos también como los hombres del agua por su audaz manera de aprender a sobrevivir en medio del lago más alto del mundo y ser tan estratégicos a la hora de ocultarse de tribus, etnias o culturas que quisieron dominarlos y destruirlos, manteniéndose como grupo étnico compacto que aún preserva sus costumbres, su propia identidad y sus tradiciones.

Antiguamente los Uros dominaban largas extensiones de tierras que hoy en día comprenden los países de Perú, una pequeña porción de Chile y siendo su mayor territorio Bolivia (llamada la meseta de Collao), ellos no se consideraban como hombres sino como Urus, pues dicen ser los primigenios de América, además algunos estudios citan que provienen de una migración directa desde la Polinesia, pero también nos enteramos que a orillas del lago Titikaka fue encontrada la fuente magna, una cerámica precolombina con escritura tallada al parecer en idioma Sumerio, lo que nos confunde un poco más y nos hace pensar que el misterio seguirá siendo así durante mucho más tiempo.

Los que sí es cierto es que hoy en día en los Uros del lago Titikaka algunos aún conservan sus tradiciones y su forma ancestral de sobrevivir y llevar sus vidas, pero la gran mayoría se ha venido adaptando al turismo, escuchamos de muchos viajeros y leímos en varios blogs donde afirmaban que los Uros de Puno se vendieron al mejor postor, pero nosotros sin juzgar después de entablar conversación con algunos habitantes de las Islas, comprendimos que muchos de ellos se han unido al turismo para que sus hijos no vivan de la misma manera que ellos lo han hecho y que tengan la oportunidad de estudiar en la ciudad de Puno, aprender otros idiomas y elegir su propio futuro.

Los Uros hoy en día son personas extraordinarias que han aprendido a dominar tres idiomas, entre los cuales no se encuentra su lengua madre ya que la perdieron al adoptar el quechua y la lengua aymara años atrás, por otro lado hoy en día hablan español lo que los ha ayudado a adaptarse a la nueva sociedad y algunos de ellos, los más habilidosos manejan el ingles a la perfección.

En cuanto a su religión, su deidad principal era la luna, pero también veneraban a tres animales principales; el cóndor, el puma y la serpiente. Estos tres animales representaban tres de los cuatro mundos o niveles del ser, el cóndor custodiaba el Hanan Pacha que era el mundo de arriba o de los dioses, el puma era el guardián del mundo de aquí o Kay Pacha, la serpiente que vivía en el mundo de los muertos llamado Uku Pacha y el último mundo era el Hakaq Pacha (mundo del más allá).

En la actualidad la mayoría de los Uros se han adaptado al cristianismo como ha sucedido con casi todas las culturas antiguas del continente Sudamericano, pero aún algunos conservan sus creencias siendo estos en su mayoría los ancianos y/o Uros que hoy en día no aceptan la transformación de su cultura al turismo.

Las Islas Flotantes

Hoy en día existen en el mundo islas impresionantes que realizan con un ingenio espectacular de la modernización y las nuevas ideas, pero si nos remontamos a los tiempos antiguos sin duda Los Uros se llevan el galardón de los más ingeniosos al tener la habilidad de crear las islas flotantes sobre el inmenso lago Titicaca.

Estas fascinantes islas, la mayoría ubicadas en cercanía a Puno, son construidas de totora, una planta acuática que crece en la superficie de la mayoría de lagos andinos, estas son construidas, según nos explicaron los mismos habitantes de ellas, con bloques de raíces de la planta, que salen a la superficie en algunas temporadas del año, estos bloques son unidos con varas y cuerda (antiguamente estera; un tejido natural) para que queden compactos, hoy en día el trabajo se facilita debido a la cantidad de herramientas que ha creado el ser humano.

Las islas pueden durar entre 30 y 40 años y en ellas viven familias de entre 3 y 10 integrantes, sus cocinas las sitúan sobre rocas en la parte exterior de sus casas para evitar incendios y se transportan en botes, antiguamente lo hacían en pequeños barcos de totora, cosa que en la actualidad ha cambiado y utilizan ahora motores en sus botes, también poseen en las islas unas torres que utilizan para comunicarse entre islas y/o dar señales de auxilio si la ocasión lo requiere.

Puno - Titicaca

El ser humano no está obligado a mantener la cultura que sus padres o sus ancestros dejaron o impusieron para él, es importante que él mismo decida el camino que quiere y luche por lo que cree mejor para sí mismo y su familia.

Juli

Antes de llegar a uno de los lugares que más me motivaba de todo Perú, tuvimos la suerte de ser acompañados por un gran amigo de couchsurfing quien se sumaría a nuestra ruta de ese día y juntos exploraríamos el mundo secreto y misterioso del bosque de piedras de Hayumarca, pero no sin antes visitar el poblado más cercano, llamado Juli ubicado a 79 kilómetros de Puno, este pequeño pueblo es conocido por sus habitantes como la pequeña Roma de América por sus iglesias y aunque algunas de ellas se encuentran en reconstrucción, es un lugar agradable para visitar.

El nombre de Juli se dice que proviene del ave Lulli o Chulli que en aimara es descolorido o amarillo muy claro, es decir el mismo color que tiene la totora y como está ubicado en la orilla occidental del lago Titicaca esto para mí tiene mucho sentido.

Además, el pequeño pueblo posee al igual que muchos otros cercanos al lago Titicaca, una exuberante playa y un muelle que hará que te sientas en el mismísimo mar, allí tuvimos la oportunidad de pasar una mañana agradable con amigos y observar a los flamencos tomando un baño a las orillas del lago más alto del planeta.

Inca Uyo; Templo de la fertilidad

En la actual localidad de Chucuito, a 18 kilómetros de la ciudad de Puno, se encuentra una de las construcciones más curiosas de la zona, estamos hablando del Inca Uyo; palabra aymara que traduce “miembro viril del Inca” y aunque la mayoría de personas que visitamos el lugar lo vemos a manera de morbo o risas, antiguamente y en la actualidad en algunas ocasiones este lugar lo utilizaban como sitio perfecto para hacer ritos y ceremonias para el buen augurio.

A través de la historia el ser humano ha venerado los aparatos reproductores femeninos y masculinos, siendo este último el que más veneración ha tenido y en Chucuito era el lugar donde más monumentos en conmemoración al falo o pene he visto en toda mi vida, el parque principal del poblado posee figuras de penes tallados en madera y eso no es lo más me sorprendió, pues lo que nadie imaginaría lo observé en la cúpula de la iglesia más antigua de la localidad después de ver que en vez de estar una cruz como normalmente sucede en las iglesias, esta tenía un pene erguido apuntando al cielo.

En la entrada principal al templo de la fertilidad se encuentran dos guardianes que son nada más y nada menos que dos falos protectores y en su interior no tuvimos dificultad en observar los casi 80 penes de piedra que descansan en el lugar o bueno, no descansan tanto porque están en su posición de acción, pero nosotros después de observar mejor pudimos ver que algunos de ellos se encontraban descabezados o más bien apuntando hacía la madre tierra, unos eran más pequeños, otros más grandes; así como en la vida real.

El principal de ellos y más grande es al que la mayoría de personas que visitan el lugar le hacen su llamado a la fertilidad, pues es el situado en el centro del templo que se encuentra posado sobre lo que al parecer es una cruz andina ya que en su parte posterior hay otra en roca tallada, anteriormente los rituales los realizaban los chamanes con chicha de maíz morado y hojas de coca, el líquido de maíz era filtrado en el falo grande y si caía en forma lineal a la cruz andina, se había curado la persona, pero si en vez de eso se regaba y esparcía por el falo, quería decir que aún esta persona necesitaba más trabajo, mientras las ceremonias acontecían, las mujeres se sentaban sobre los falos para así conectarse con el dios de la fertilidad.

Nuestra única intención era visitar el lugar, aprender un poco más acerca de estas tradiciones y vivir una experiencia única, no fuimos con la intención de hacer el ritual de la fertilidad aunque Ly, Catalina y nuestra amiga Damla de Turquía no podían despedirse del lugar, y de una u otra manera de este artículo, sin acercarse al altar mayor y hacer sus respectivas caras ceremoniales.

Datos de interés:

Atención para la compra de tíquets a las islas de los Uros, taquile y amantani de 06:00 a.m. a 04:30 p.m.
El precio de los tíquets de la lancha es de 10 soles.
Ingreso a las islas extranjeros 5 soles / nacionales 2.5 soles.
Recorrido de 20 minutos en los barcos de totora 10 soles.
El costo de los tours los puedes contratar por un valor de 30 soles por persona el más económico.
Costo del vehículo a Juli 4.50 soles y a Chuicuito 2.50 soles desde Puno.

Esperamos que estos lugares te hayan hecho vibrar de emoción tanto como lo hicieron con nosotros, no dejes de visitarlos, pues tanto los Uros en sus  espectaculares islas flotantes y los poblados de Chucuito y Juli de Puno te estarán esperando para llenarte de conocimientos, vivencias y una que otra inesperada risa.

Vive feliz, vive libre.

Milo
Viajero utópico que movido por su pasión te llevará a lugares asombrosos.

2 Comentarios

  1. Para nosotros fue una experiencia algo extraña: el lago más alto y extenso del mundo con islas flotantes donde prevalece una organización con líder o presidente (hombre) elegido por los miembros que conforman la familia para sustentar la autoridad por un año, además los niños estudian en cualquiera de los dos centros educativos (católico o protestante) en una de tantas islas, sus normas difieren con las del gobierno central y no pagan impuestos, me gustó como se ganan la vida con el turismo: prestando ropa, fotografías, artesanías iguales a las de Puno de 5 a 10 soles mas caros, transportando en la embarcaciones autóctonas, niños cantan y piden para sus implementos educativos… es una gran cultura,.. agradecemos toda la investigación que uds nos proporcionan para incrementar muestro conocimiento…. les queremos grupo… qué aprendieron de la joven de Turquía ? Virgil

    1. Totalmente de acuerdo contigo, no hay necesidad de culpar a una cultura por adaptarse a la sociedad para sobrevivir de una manera más digna y con posibilidad de un futuro mejor para sus propios hijos que ahora ven un mundo diferente al que vieron sus ancestros.

      Por otro lado, de Damla aprendimos que hola en turco se dice así: Merhaba 😀

      Vive feliz, vive libre.

Déjanos un comentario