Ecuador

Playas alucinantes de la Costa Norte de Ecuador

Milo6 comentarios2940 vistas

Después de conocer la Sierra y la Amazonía ecuatorianas, teníamos las miradas fijas en la Costa Norte de Ecuador, nuestra misión era descubrir las playas hermosas de las que tanto habíamos escuchado hablar, el destino soñado era llevarnos un poco de Atacames, Mompiche y Portete.

Tras recorrer un largo camino haciendo Auto-stop desde la Amazonía hasta Atacames, nos encontramos nuevamente con una gran persona a la que conocimos en la ruta y nos esperaba con sus brazos abiertos para mostrarnos la que sería nuestra primer playa, para la época en la que fuimos apenas habían cesado un poco los temblores y en nuestra estadía pudimos presenciar cómo los habitantes de la zona deseaban reactivar el turismo.

A Atacames se le nota a leguas que es una playa encantadora en cuanto a turismo y rumba se refiere, pero tras las dificultades que acecharon al país tiempo atrás en esta ocasión había poca gente y esto me alienta a decir:

No importa qué tan difícil la estés pasando, siempre habrá una señal que te dará ánimos para seguir adelante.

Quienes disfrutabamos del mar a solas pudimos apreciar uno de los magníficos atardeceres de Atacames o como lo llamé antes; una señal. Debo decir que estos atardeceres son un sueño hecho realidad, sus arreboles tejen un hermoso color en el cielo que son para alucinar.

Atacames

Aventurándonos por Mompiche

Debíamos continuar descubriendo paisajes y nuestro próximo destino estaba marcado; era Mompiche y para llegar a este lugar no tuvimos ninguna dificultad, esta es sin duda, para mí, la mejor playa surfista de la Costa Norte de Ecuador y bueno, nuestra visita no era por el Surf aunque debo decir que los admiro y algún día intentaré aprender, pero este artículo no trata sobre el Surf en Mompiche, es más bien una experiencia por sus playas y la belleza que guardan.

Esta playa de la Costa Norte es muy turística por lo que te aseguro que llegar no será ningún problema, además encontrarás infinidad de hostales a diferentes precios, verás una parte de la playa que ofrece espectaculares olas cuando la marea lo permite y al tiempo una parte que sirve como puerto para los pesqueros de la zona, sin embargo si eres de las personas que disfrutan un poco más de lo menos turístico y más tranquilo, como era de esperarse tenemos para ti una gran sorpresa; se trata de un sitio al que no muchas personas acuden cuando llegan a Mompiche.

Todo lugar o persona tiene un tesoro escondido, es el explorador quien lo encuentra y tiene la oportunidad de apreciar su belleza.

Costa Norte de Ecuador

Nuestra idea principal era descubrir el final de la playa de Mompiche para así darnos un baño tranquilo y sin tanta gente a nuestro alrededor, pero alguien nos había hablado de un camino que llevaba a otras playas más vírgenes y después de ver el sendero no nos quedaba otra opción que seguirlo, así que emprendimos nuestro recorrido de aproximadamente 30 minutos.

Arena con color diferente

El sendero que cogimos y por el que probablemente terminarás yéndote, finalizará conectándose con la carretera principal que te llevará a una playa llamada Ostional, no hay forma de perderse porque tiene muy buena señalización, pero por si eres igual a mí en cuanto a las ubicaciones, no te preocupes, al lado derecho de la vía encontrarás un letrero que te indicará el camino.

Lo sensacional de esta playa de la Costa Norte es el color negro de la arena y esto sucede por una simple razón (ya que muchas personas jamás se preguntan el por qué, me permitiré explicar la causa); la arena es formada por restos de basalto (rocas volcánicas) o lava que escurre al océano y al momento de juntarse a él, se enfría explotando en diminutos fragmentos.

Creo que esta playa de la costa norte de Ecuador supera en creces a muchas que había conocido anteriormente, a veces la naturaleza te permite realizar unas tomas sensacionales y esto hace que sea única, soy un fiel seguidor de las películas, por ello fue imposible para mí al ver una construcción de una choza no recordar la película del Naufrago y lo difícil que sería vivir una situación similar.

Nuestra aventura por la Costa Norte seguía su rumbo y aún no era el final de la misma, por ello dejamos la playa de Ostional y al fin cruzar a un nuevo destino.

Cruzando el mar

Estábamos cerca de una isla llamada Portete y nos habían dicho que era fácil de cruzar, además hasta nadando se podía lograr, así que Ly y yo juntamos nuestras fuerzas ante el calor intenso que azotaba la Costa Norte ecuatoriana en esos días y comenzamos a caminar, la ruta para ir es muy sencilla, pues solo basta volver a salir a la carretera principal y seguir en dirección contraria hacia Mompiche, el trayecto te topará con varios hoteles 4 y 5 estrellas como lo son el Camelot y el famoso Decameron.

Deberás caminar por lo menos media hora o si deseas desde Mompiche tendrás la opción de pagar un moto taxi, la mayoría prefiere esa opción, pero nuestra aventura, como ya lo saben, es diferente y nuestros pies son los autores materiales de nuestro logro. Al llegar al fin del camino vimos que eso de pasar nadando no era una opción para nosotros ya que teníamos la cámara y demás objetos que no podían mojarse, por ello decidimos pasar en bote por tan solo 50 centavos los dos, en un inicio nos habían pedido 50 centavos por cada uno por eso de que los habitantes piensan que todos los extranjeros somos gringos y venimos con mucho dinero, pero nuestro español en conjunto con nuestra sagacidad y un poco de convencimiento, lograron dicho trato.

Ya estando en las playas de Portete la felicidad que sentíamos era única, puedo decir que hasta ahora era uno de los mejores lugares que visitaba de Ecuador, cuando llegamos la marea estaba muy crecida y esto impedía que cruzáramos a unos riscos que hay situados al lado de la playa privada del hotel Decameron, pero nos conformamos con observarlos a lo lejos.

Buscando un lugar para la noche

Ya no alcanzábamos a llegar a Atacames que fue el lugar donde hicimos campamento base, es decir, donde estábamos guardando nuestro equipo pesado y por ello decidimos llevar solo el equipo de asalto, como lo llaman en las fuerzas militares; consta de cosas útiles para pasar una noche en caso de que nuestra aventura se alargara y así fue cómo sucedió.

Fue sencillo encontrar el lugar de acampada, en esta pequeña isla hay una mujer que quiere cobrar dos dólares a todo viajero que va a acampar sin importar el lugar en que quiera armar su carpa, pero nosotros no podíamos permitirnos dar ese dinero por dos simples razones; 1. No teníamos y 2. La mujer no era dueña de toda la isla, así que fuimos a la tienda del parque principal para hacer amigos y conocimos a un familiar de los dueños de un terreno que había sido destruido a causa del terremoto que sacudió al país tiempo atrás y nos otorgó permiso para acampar allí mismo.

Este lugar es excelente ya que cerca de la misma tienda que te hablo está situado el aljibe “pozo de agua dulce” y lo tendrás a solo dos minutos caminando, en esta ocasión conocimos a dos francesas que decidieron acampar a nuestro lado para unir esa armonía viajera que nos caracteriza y más tarde casi en la noche llegó un ecuatoriano, también viajero, con pescado, plátanos y ostras para prepararnos una deliciosa parrillada mientras despedíamos la tarde con un hermoso atardecer.

A la mañana siguiente llegó el momento de seguir nuestra Senda, pero no antes sin disfrutar de la calma del mar y los reflejos que el agua y la arena hacían a su paso.

Atacames, Mompiche y Portete siempre estarán grabados en nuestro corazón, queremos agradecer a todos aquellos que de una hermosa manera desinteresada nos brindaron su apoyo para que fuese posible esta aventura por la Costa Norte de Ecuador.

Recuerda que cada persona que se cruza contigo es un posible amigo, depende de ti que esto suceda, así que por favor no dejes pasar más amigos y aprovecha cada instante al máximo.

Vive feliz, vive libre.

 

Milo
Viajero utópico que movido por su pasión te llevará a lugares asombrosos.

6 Comentarios

  1. Muy divertida esta página con lindos paisajes, es toda una evocación como cuando «Icaro» el mensajero de los Dioses griegos después de sufrir todas las penurias en el «Laberinto» para contemplar todo un paraíso… son uds tan afortunados para descubrir las mejores imágenes de lugares exóticos que muy pocas personas conocen… seguiremos con expectativa cada una de sus experiencias en el sendero de la senda… No sé si con uds nos acercamos a la locura o a un espejismo porque cada vez nos impresionan más, gracias Virgil

    1. Al igual que Icaro entraba a lugares tan misteriosos y poco transitados nosotros lo hacemos porque después de esas oscuridades es que más brilla el sol y los paisajes forjan una melodía que es escuchada mejor por los oídos de quienes no acortaron el camino y lo dieron todo en la ruta.

      Cada día la Senda llegará a más y más lugares para mostrar lo bello que es el mundo afuera de las cuatro paredes de nuestra casa que nos protegen o nos encierran la mayoría del tiempo.

      Saludos y recuerda,

      Vive feliz, vive libre.

  2. hola mis amigos recordados como siempre me encantan sus aventuras son fascinantes y estaba pensando mientras leia este articulo que deverian uds de escribir un libro recopilando estas historias y así con el paso de los años sus historias vendrían a ser como aquellas que hemos leído en ocasiones y quedarán marcadas en la vida de muchos lectores para mi seria un honor leer un libro así piensen lo de antemano como siempre les recuerdo cada dia y los instó a continuar con fortaleza y la bendición de DIOS cuidense mucho mis amigos milo y liz

    1. Yasser gran hermano, como siempre es un placer saludarte y esa gran idea que nos acabas de dar justo la habíamos pensado unos meses atrás y está en marcha, es asombroso como es posible que varios cerebros se conecten en la misma idea, para nosotros será un honor hacerte llegar un libro cuando sea el momento de estrenarlo, aunque aún falta un largo tiempo, pero será un hecho.

      Saludos y recuerda;

      Vive feliz, vive libre.

    1. Elizabeth para nosotros esta aventura por la vida ha sido un abrir y cerrar de ojos que nos cautivó con su belleza, gracias por tus palabras porque ellas son causantes de una gran motivación por seguir en este rumbo sin final, este que cada día nos trae un nuevo amanecer lleno de magia.

      Gracias a personas como tú seguiremos este camino que nos permite recordarte esta simple pero mágicas frase…

      Vive feliz, vive libre.

Déjanos un comentario