Perú

Nadando con tortugas en el Ñuro

Milo5 comentarios1491 vistas

Tuvimos la oportunidad de nadar con tortugas en una de las mejores playas del norte de perú y digo mejores porque el mar en este punto es cristalino y como el mar del pacífico tiene un aspecto verdoso al igual que las tortugas que fuimos a conocer, esto convierte el ambiente de las mismas en algo único.

Pero, ¿por qué se encuentran estas tortugas en El Ñuro? la razón es que esta localidad como toda la zona de la costa norte, se dedica a la pesca y esto atrae a las tortugas verdes que se alimentan de invertebrados marinos.

El nombre científico de estas tortugas marinas es “Chelonia mydas”, una tortuga adulta promedio suele pesar 200 kg, sin embargo se han encontrado algunas de más de 300 kg. Es llamada tortuga verde por el color de la grasa que tiene sobre su caparazón. Otro dato importante es que a pesar de ser marinas, sacan su cabeza para tomar bocanadas de aire.

Antes de pasar a contarte todo lo que vivimos con estos animales, quiero hablarte acerca de una playa que no puedes perderte, ya que es paso obligado para poder llegar a El Ñuro, lugar en que se encuentran las famosas tortugas.

Punta Veleros – Los Órganos

Para mi gusto es una de las mejores playas que tiene esta zona norte del Perú, su extensión y tranquilidad la hacen única al no ser tan visitada por turistas, es la perfecta playa para hallar paz, serenidad y encontrarte contigo mismo, nosotros no desperdiciamos la oportunidad y practicamos un poco de lo aprendido de yoga en nuestro paso por el templo Hare Krishna.

Esta playa posee un muelle donde podrás nadar con tortugas y aunque no pregunté me imagino que es más barato que El Ñuro porque es menos conocido por los turistas, además tendrás la oportunidad de caminar hasta punta veleros que se encuentra al final de la playa, nosotros en nuestra ruta haciendo auto-stop nos habíamos topado con dos grandes personas que nos llevaron y por casualidades de la vida nos volvimos a encontrar enterándonos que tenían un restaurante donde te aconsejo comer porque los platos que preparan tienen una sazón peruana exquisita, además podrás encontrar pizzas, hamburguesas, ceviche, conchas negras, langosta y mucho más; La Riviera y están ubicados al comienzo de la playa.

Aunque no tuvimos la oportunidad de ir y comprobar, ya que el día se estaba terminando y el espíritu aventurero de mis padres no tenía la misma edad que el nuestro, existe un lugar de la playa donde las olas del mar chocan con tanta fuerza en las rocas que crean un sonido muy similar al de un órgano, razón por la cual el lugar fue nombrado así por sus habitantes en 1936, nosotros esta vez nos conformamos con dejar que nuestras vibras hicieran una melodía con el oleaje del mar para jamás olvidar nuestro paso por este precioso lugar.

El Ñuro

Para llegar deberás ir desde Máncora a Los Órganos por tan solo 2 soles o por medio del auto-stop, como lo hubiéramos hecho nosotros, la empresa de buses que presta este servicio cada media hora se llama EPPO y la encontrarás con facilidad, después deberás tomar un moto taxi o caminar alrededor de dos kilómetros hasta el muelle de El Ñuro.

El verdadero motivo o por lo menos el principal de este lugar es ver sus famosas tortugas verdes y nadar con ellas, para nosotros que somos de una ciudad situada en el medio de un país esto de poder meterte a darte un chapuzón al mar al lado de una tortuga es tan alucinante que aunque veas las fotografías no alcanzarás a imaginarte el sentimiento que recorre tus venas al hacerlo.

Valores y opciones

Estando en el Muelle deberás cancelar la entrada que tiene un valor de 5 soles, sé que tú al igual que yo lo hice pensarás que es más fácil irte nadando desde la playa hasta donde las tortugas, pero bueno en esta ocasión mis padres me recordaron lo que era el “hotel mama” donde eres el hijo adorado de tus padres y te dan todo sin tú siquiera mover un dedo, además deberás cancelar el valor del chaleco salvavidas que es obligatorio y tiene un costo extra de 2 soles, el snorkel también tiene un valor adicional de 2 soles así que te recomiendo si tienes uno llevarlo o unas gafas de natación para poder observarlas bien sin que la sal te afecte la vista.

Existe otra opción turística de 10 soles por persona a la cual accedimos que es tomar un tour en lancha que dura aproximadamente una hora en la que te dan un paseo de 20 minutos y luego te permiten entrar a nadar con las tortugas, lo bueno de esto es que son menos las personas que estarán contigo a la hora de nadar al lado de estos animales espectaculares.

Nadando con ellas

Para mi fue algo sensacional y te confieso que fui el primero en lanzarme del bote hasta sin salvavidas para nadar con estos hermosos animales, pero lo que más me movió fue ver las expresiones de mis padres y de Ly al entrar al agua y sentir cómo las tortugas los rozaban, mi madre gritaba y se reía con sus carcajadas particulares, mi padre antes de entrar al agua se puso mal el chaleco salvavidas y en vez de salvarle la vida se la estaba quitando por lo que tuvo que volver al bote a organizarse y Ly se demoró unos minutos en tomar la decisión de entrar al mar porque decía que las tortugas eran más grandes que ella y que tenían aspecto de dinosaurio.

Ly cuando entró al agua no se despegaba de mi lado y sonreía de los nervios cuando la tocaban sin querer las tortugas, confieso que casi me ahoga, pero ver su sonrisa de felicidad al estar cumpliendo un sueño era algo que la tragada de agua valía la pena. Como norma principal debes saber que las tortugas no se deben tocar, pero esto no quiere decir que ellas no te toquen o te muerdan una tetilla pensando que es comida como me pasó a mi.

Tortugas del Ñuro

Cuestionando nuestros actos

Todo este tema de ver tan de cerca a las tortugas y poder nadar con ellas es fascinante para nosotros y muchos otros viajeros, sin embargo no nos gusta la explotación animal solo para el disfrute turístico así que a la vez que disfrutábamos, también pensábamos qué impacto causaría el hecho de que sea posible nadar con ellas, así que hemos investigado un poco acerca de esta conducta y la conclusión para nosotros es que está bien que los humanos podamos entrar en el hábitat natural de un animal pero siempre con consciencia porque algunos actos pueden afectarlas mucho y cambiar el orden de su condición natural de valerse por sí mismas.

Los actos negativos principales que vimos y que queremos contarte para que los evites son:

  • No les des comida, si lo haces estarás dañando su ciclo natural y perderán esa capacidad silvestre que la naturaleza les ha otorgado.
  • No toques a las tortugas, pues según la información otorgada en El Ñuro, ellas tienen partículas de protección en su caparazón ya que están en crecimiento, por ello al tocarlas pierden su protección y pueden enfermarse. Ellas mismas te rozarán porque no temen a pasar por tu lado, con eso es más que suficiente.
  • Evita visitar El Ñuro en temporada alta, nosotros lo hicimos en un día de semana poco concurrido y éramos alrededor de 5 personas nadando con ellas a la vez. Además de que vivirás mejor la experiencia, ayudarás a que las tortugas no se estresen por tener tanta gente a su alrededor.
  • No tires basuras a la calle, te preguntarás qué tiene que ver esto con las tortugas, pues sencillo; toda la basura arrojada a la calle termina en el mar, contaminándolo y esa es una de las razones por las que estas tortugas verdes se encuentran en peligro de extinción.

Tras pasar una maravillosa tarde al lado de los increíbles “parientes de los dinosaurios”, no podíamos irnos sin antes buscarle el ángulo a un pelícano, aves que rondan todas las playas del norte peruano por montones, y un lobo marino, que paseaba por estas aguas saladas y cristalinas.

Esta es una de nuestras mejores experiencias que creemos marcó nuestro paso por las playas del norte peruano, ¿has vivido una experiencia similar? cuéntanos que tal fue y no esperes más tiempo para ir a esos lugares que nos roban el aliento.

Vive feliz, vive libre.

Milo
Viajero utópico que movido por su pasión te llevará a lugares asombrosos.

5 Comentarios

  1. Desde luego que esa fue una experiencia apasionante, realmente te envidio y desearía seguir tus pasos… Las tortugas tienen mucho que enseñarnos, yo cargo una siempre a donde voy, pues me recuerdan que la vida debe de asumirse sin prisa, límites o fronteras, ellas llevan su casa en la espalda razón por la cuál en donde llegan encuentran su hogar, esto es lo primero que debemos de asumir si deseamos como tú vivir libre, vivir feliz.

    1. Que espectacular forma de pensar Albeiro, gracias por tan gratos comentarios, de seguro si sigues el camino que deseas conseguirás al igual que las tortugas mantener tu hogar a tu espalda y aprender para enseñar tanto como lo hacen nuestros ancestros las tortugas.

      Vive feliz, vive libre.

  2. Tratando de repetir mi comentario, soy testigo de tan maravillosa experiencia en compañía de Milo, Ly, Olga Lucía y las caleñas; la historia y la naturaleza nacieron juntas y la estamos construyendo los grupos humanos, gracias por tan fascinante encuentro,,, Virgil

Déjanos un comentario