Perú

La desértica tierra de los oasis de Perú

Milo6 comentarios1848 vistas

La Senda ya había conocido varios lugares de Perú, pero aún faltaba la tierra donde las alucinaciones de los hombres sobre los oasis se hacían realidad, esta vez los espejismos de observar agua en medio de los desiertos se volvían verídicos para nosotros, por ello nuestro primer contacto con los oasis se generó gracias al mundo de las moto-posadas donde en esta ocasión nos mostrarían lo hermosa que es una hermandad generada por las motocicletas y sus grupos.

Fuimos hospedados por Daniel, presidente del grupo “Hijos del desierto” de la ciudad de Ica y gracias a esta hermosa familia es que hoy ustedes queridos lectores utópicos pueden disfrutar de una nueva historia llena de momentos extraordinarios que marcaron nuestras vidas y seguro lo harán con las de ustedes.

Huacachina, el oasis artificial

Es el lugar más famoso y del que estoy casi seguro has escuchado hablar, nosotros fuimos con un amigo argentino que también lleva un proyecto hermoso en su motocicleta rumbo a Alaska, juntos tomamos un moto-taxi por 4 soles hasta la Huacachina y al llegar mi rostro cambió inmediatamente debido a que esperaba algo diferente, algo más natural. El turismo tiene la capacidad de hacer que conozcas fácilmente un lugar y al mismo tiempo hacer que pierda lo rústico de la naturaleza y sus bellas dificultades.

Oasis Oasis

Ly ya había conocido la Huacachina en un viaje anterior a este, pero nos miramos y sin decir ninguna palabra nuestros ojos dijeron entre sí que nada en el mundo podía hacer que este lugar perdiera la magia con que había nacido, así que nos dispusimos a disfrutar el entorno y escalar la gran duna que cobijaba de sombra al oasis.

Oasis

Este lugar tiene muchos atractivos para el viajero, los más importantes son los buggies o carros tubulares donde te llevaran a recorrer las dunas y sentirás tu corazón latir con tanta fuerza que la velocidad y los saltos te harán sonreír de felicidad, además un atractivo adicional al que podrás acceder será el sandboard o al menos lo intentarás.

“Siempre he pensado que la vida es una campo de arenas movedizas que nos muestran momentos de dificultad y gozo, dificultad cuando creemos que viajar es difícil y gozo cuando descubrimos que en realidad no lo es”.

La Laguna Morón, el oasis natural

La naturaleza en esta historia volvería a tomar forma y fue así como este Oasis del que nos había hablado un amigo que nos hospedó en Cajamarca se hacía real, siempre había soñado con conocer un lugar así en medio del desierto y con la huacachina no lo había logrado debido a que se encontraba muy cerca de la ciudad, pero la Laguna Morón cambió el rumbo de la aventura.

Llegar a esta no es nada fácil si viajas con poco presupuesto, ¡pero vamos! en el mundo hay un dicho que sé que has escuchado que dice así y quiero que lo leas en voz alta “es mejor tener amigos que plata”, esta típica y famosa frase hizo que el destino nos juntara esta vez con otro grupo de moteros ya no de Ica sino los llamados “furia sobre dos ruedas” de Pisco, ellos fueron los creadores de esta aventura al llevarnos en sus motocicletas y permitir que nuestro sueño se hiciera realidad.

Oasis

Este lugar se encuentra ubicado a 4 kilómetros de un pequeño poblado llamado Los Bernales que encontrarás en el mapa sin inconvenientes, parece complicado llegar a un lugar que ni siquiera existe en el mapa y no es tan conocido por el mundo, pero todos sabemos que así son los oasis, son lugares que para llegar a ellos deberás atravesar la dificultad de sus dunas para alcanzarlo.

Oasis

Disfrutamos tanto en este hermoso lugar que nuestro tiempo se detuvo por horas. Subir dunas vírgenes era más complicado pero al mismo tiempo cada paso marcaba un recuerdo que difícilmente será borrado, tuvimos tanto tiempo que corrimos por la arena, navegamos sin remos por las aguas del oasis y nuestros ojos se humedecían de felicidad  al haber tenido esta oportunidad y haber capturado tan memorables recuerdos que deseo algún día lean mis queridos descendientes utópicos.

Oasis

“En medio del desierto descansa el agua pura que espera ser bebida por el viajero que camina sus eternas dunas de suave arena”.

Reserva Nacional de Paracas

En nuestros planes no estaba conocer esta hermosa reserva natural porque habíamos averiguado y coincidimos al decir que era un lugar diseñado única y exclusivamente para aquellos viajeros que cuentan con una capacidad económica acomodada y por ello se salía de nuestro alcance, pero la vida tiene la capacidad de sorprender al ser humano en cada amanecer.

Reserva Paracas donde podrás ver muchos flamencos

El grupo de moteros que nos había llevado a conocer la Laguna Morón nos invitaría nuevamente a aventurarnos en sus motocicletas, pero esta vez por los interminables desiertos de Paracas, donde nos dimos cuenta que realmente para un viajero a pie conocer este lugar representaría mucho esfuerzo y sudor que esta vez nos ahorraríamos.

Ly Motera

Antes de llegar presenciamos el lugar donde llegó San Martin, libertador de Perú e hizo que la historia del país tomara un mejor camino, después llegamos a la entrada donde nos cobrarían 10 soles por persona que nuestros amigos cubrirían por nosotros y procederíamos a ir a conocer el centro de interpretación de la reserva.

Eso que Ly está señalando es un diente de Megalodonte
El Obelisco

El lugar posee un museo, el cual no conocimos porque era obligatorio un pago de 7.50 soles adicionales y eso nos puso un poco tristes, porque observamos el abuso del hombre en cuanto al turismo se refiere, no intento hablar mal acerca de un país ya que esto sucede en todos los lugares del mundo, solo nos molestó que después de haber pagado 10 soles por entrar a un lugar no tuviéramos acceso ni siquiera al baño donde tuvimos que pagar 1 sol extra.

Era el momento de hacer que nuestro recorrido hallara instantes de alegría así que en motocicleta fuimos a un lugar alejado dentro de la reserva donde nuestros amigos nos habían contado era posible ver los lobos marinos y unos hermosos acantilados que harían que la entrada a Paracas no hubiese sido en vano.

La reserva es hermosa, su fauna es impresionante y los recuerdos que puedes coleccionar allí serán alucinantes, es posible que con pago extra vayas a las Islas Ballestas donde verás pingüinos de Humboldt y lobos marinos por cantidades.

También tienes la opción de practicar deportes acuáticos como veleros, además podrás alquilar cuatrimotos que te permitirán andar por los largos desiertos, cada lugar turístico que posee la reserva se encuentra alejado del otro y cuando digo alejado me refiero a 10 kilómetros aproximadamente, por eso es vital que tengas un trasporte propio o tour pago.

Los lugares más impresionantes para visitar son la Playa la Mina, Playa Roja, Lagunillas, Los Acantilados, El geoglifo del candelabro y Las Islas Ballestas.

La ruta del pisco

Existe un lugar a la afueras de Ica donde pudimos observar y aprender un poco más sobre la elaboración del Pisco. Hay una discuta interminable entre los países hermanos Chile y Perú sobre el origen de este licor y para resumir este dilema diré que no importa su nacimiento, lo verdaderamente importante es que es la bebida que anima las fiestas entre las personas y en este lugar junto a un amigo chileno y otro peruano pudimos reír sin entrar en discordia sobre el tema.

Recuerdos en forma de botella

El lugar es gratuito y en él entenderás un poco más sobre el proceso y lo que hace que este licor sea tan fuerte al alcanzar los 42 grados de alcohol que posee, al finalizar el recorrido tuvimos la oportunidad de degustar un poco sobre cada trago que elaboran allí.

Joaquín y Baloo

La belleza y el ingenio de los creadores de esta idea es hermosa, si eres amante de los licores te aseguro que allí tendrás la posibilidad de adquirir una botella bien adornada o si quieres ir más allá de lo convencional podrás comprar un arma pisquera que luce con tal belleza que todo espacio en la casa desearía tener.

Hoy más que un agradecimiento queremos dedicar esta historia a aquellos que hicieron que fuera posible, gracias a los Hijos del desierto, furia sobre dos ruedas y todos aquello que vibraron de emoción a nuestro lado en las ciudades de Pisco, Ica y Paracas.

¿Conoces oasis? Cuéntanos tu experiencia y haznos palpitar de alegría. Además no te pierdas el artículo de las Líneas de Nasca, ¡te sorprenderá!.

Vive feliz, vive libre.

Milo
Viajero utópico que movido por su pasión te llevará a lugares asombrosos.

6 Comentarios

  1. Gracias pour este viaje virtual ! Ya visitámos todos estos lugares muy hermosos. Les deseamos un feliz viaje …Perú nos encanta, es un país que sorprende por todos lugares …
    Fuerte abrazo desde Francia ! Mado

    1. Gracias por tan buenos deseos Mado, Perú es un país espectacular en que puedes encontrar de todo, esperamos en algún momento organizar una ruta por Francias para cruzarnos allá con todo el gusto del mundo. un gran abrazo.

      Vive feliz, vive libre.

  2. Les agradezco amigos de la senda por esas imágenes de grato recuerdo.. sentí igual o mayor emoción con uds de tales lugares paradisíacos del Perú, aún creo estar allí disfrutando esos portales del recuerdo: los buguis, las dunas, las tablas para el dislisamiento, las noches románticas el oasis, las bellas fotos de tan lindo lugar, destacables las islas ballestas con todos sus encantos: la imagen del candelabro, el paseo en lancha, los pinguinos, lobos marinos y aves exóticas….que maravillas que logramos compartir, les queremos Milo y Ly, les extrañamos. Virgil

    1. Son sin duda unos lugares dignos de las visita de cualquier persona del mundo con ansias de llevarse en su mente los mejores recuerdos y postales para su vida, un abrazo gigante y esperamos que sigas viajando siempre.

      Vive feliz, vive libre.

    1. Gracias El Catador por tan gratas palabras y esperamos volver algún día a saborear tan querido pisco de ustedes, un abrazo y que las cosas sigan bien por allá siempre.

      Vive feliz, vive libre.

Déjanos un comentario