Perú

La antigua civilización de Chavín de Huántar

Ly4 comentarios6858 vistas

Chavín es una asombrosa cultura que dejó su huella con un impresionante sitio arqueológico ubicado en Chavín de Huántar en el departamento de Áncash, pero además de este centro principal que es actualmente Patrimonio Cultural de la Humanidad, la cultura Chavín se extendió a lo largo de la costa y sierra de Perú.

El importante centro ceremonial y cultural que dejaron los Chavín fue construido y habitado entre el año 1500 y el 300 a.C. Actualmente se encuentra ubicado a uno de los lados de la cordillera blanca y su expansión abarca los actuales departamentos de Lambayeque y Cajamarca en el norte, Ica y Ayacucho en el sur.

Sitio arqueológico visto desde arriba

El famoso padre de la arqueología peruana Julio César Tello, fue quien descubrió la antigua cultura de Chavín, clasificándola como la madre de las civilizaciones andinas, pero tiempo después se descubre Caral y los estudios demuestran que es mucho más antigua que Chavín.

A pesar de este nuevo descubrimiento, la cultura Chavín no deja de ser una de las más asombrosas culturas pre-incas que vimos durante nuestra estadía en Perú, su desarrollo en arte lítico es algo único para la época en que se formó esta cultura.

Arquitectura Chavín

Además de ser expertos en orfebrería, textiles y cerámica, la arquitectura, que hasta el sol de hoy refleja su buen trabajo, se basa en imponentes pirámides y esculturas de piedra.

A la más importante construcción se le llama «Templo Nuevo», está construido con granito, piedras calizas y barro. Las piedras que lo forman están perfectamente pulidas y talladas. Este templo hace parte de la segunda fase Chavín, pues según los arqueólogos el diseño del «Templo Viejo» no resistió al terreno accidentado en que fue construido.

Portada de las Falcónidas, la entrada al «Castillo» o «Templo Nuevo»

Incluso la portada de la anterior fotografía fue algo que pensaron muy bien los Chavín para su realización; hace alusión a la dualidad y es por eso que una mitad (el sur) está hecha de piedra caliza blanca y la otra mitad (el norte) de piedra negra. También cuenta con dos aves míticas; la hembra en el lado norte y el macho en el lado sur, y con una serie de falcónidas volando en ambos sentidos.

Imaginar la forma en que pudieron convivir los Chavín es asombroso, pues en el interior de las construcciones hay una especie de laberintos de piedra que parecen ser habitaciones comunicadas por medio de ventanillas e iluminadas desde afuera con la luz del sol por medio de cavidades al parecer diseñadas específicamente para eso.

Y no todo acaba ahí, crearon también dos sistemas de drenaje; uno permitía el paso del agua bajo el templo y el otro creaba rugidos felinos con el fin de que el templo sonara como un titánico jaguar.

Creencias Chavín

Existen muchas esculturas Chavín que representan la transformación de humano a jaguar, cosa que se presta para deducir que en la religión de esta cultura se recurría al uso de sustancias alucinógenas, utilizando principalmente el cactus San Pedro, esta planta está representada varias veces en las imágenes talladas que nos dejaron como muestra.

Se dice que los sacerdotes eran quienes participaban de este ritual, entrando en trance con el fin de comunicarse o estar cerca de los dioses.

Además de haber cabezas que representan la transformación del hombre en jaguar, también hay figuras que cuentan con rasgos de serpientes, de águila y en mi opinión inclusive hay cabezas que se transforman en los tres animales a la vez.

El chamán o sacerdote luego de consumir la sustancia se convierte en jaguar (el máximo poder)

Principal arte lítico

Con el fin de entender un poco todo lo que compone la manera en que vivía la cultura Chavín es necesario hablarte de las principales piezas encontradas en el centro ceremonial, arte que personalmente veo mucho más sorprendente que todo lo que hicieron los incas dada la época a la que nos estamos refiriendo cuando hablamos de Chavín de Huántar.

Cabezas Clavas

Ya en este punto del artículo has visto varias fotos de las cabezas clavas y la razón es que se han encontrado más de 100 de ellas, sin contar con el hecho de que muchas se dañaron en manos del hombre o de los desastres naturales y muchas fueron robadas antes de que el sitio arqueológico fuese protegido.

Cabeza clava en estado de transformación, se encuentra silbando.

Estas cabezas clavas tienen diferentes tamaños y estilos y se dice que pueden representar deidades, trances, guardianes y trofeos de enemigos.

La parte trasera de cada cabeza es una piedra alargada ya que se encontraban puestas en los muros del templo principal, actualmente solo una de ellas se encuentra ubicada en su lugar original y en el museo de Chavín hay 100 recuperadas que podrás detallar cuando vayas.

Cabeza clava en su muro original

El Lanzón

En el museo de Chavín se pueden ver los detalles de una bien hecha réplica del Lanzón pero para fascinarte e impresionarte más deberás ir a ver el original y resguardado Lanzón dentro del templo antiguo.

Es un monolito sagrado tallado que cuenta con casi 5 metros de alto y que representaría a la más importante de las divinidades Chavín; un dios con cara de fiera.

La replica de El Lanzón

Y aunque está prohibido tomarle fotografías a El Lanzón original, dicen por ahí que lo prohibido es lo más apetecido así que sin el uso de flash y con mucha precaución para no ser vistos, pudimos tomar la siguiente fotografía para que te hagas una idea de lo increíble que es esta escultura.

El Lanzón original

Obelisco de Tello

Esta imponente escultura representa los ciclos de la naturaleza, la dualidad sexual, las fases de la vida y tantas cosas más que es la representación más difícil de entender de la cultura Chavín pero a la misma vez la más completa de ellas, pues al parecer todo converge grabado en el Obelisco de Tello.

Esta piedra tiene casi 3 metros de altura y lo más probable es que sea un wanca (objeto religioso), fue llamado de esta manera en honor a Julio Tello quien le dio la importancia que posee hoy en día.

Obelisco de Tello ubicado actualmente en el museo de Chavín

Estela de Raimondi

La Estela de Raimondi es un monolito de granito de casi 2 metros de largo por 4 cm de ancho. Su nombre se debe a Antonio Raimondi, el hombre encargado de su conservación.

Esta pieza se encuentra en el museo nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú, ubicado en la ciudad de Lima, ha sobrevivido a varias inclemencias humanas y tiene tallado en uno de sus lados a un dios que en sus manos lleva dos báculos, un dios similar al de El Lanzón y a representaciones anteriores sobre Huiracocha (el más destacado dios andino, el dios creador).

Réplica de la Estela de Raimondi, museo de Chavín.

Cuatro paisas en Chavín

Mucho antes de llegar al distrito de Chavín en busca de una historia nueva sobre las culturas pre-incas del Perú, ya teníamos una expectativa muy alta sobre lo que íbamos a encontrarnos y todas las adversidades del camino sumaron para que la curiosidad se ampliara con cada segundo transcurrido, pues luego de varias horas de viaje en un bus al llegar nos encontramos con la maravillosa sorpresa de que los lunes no prestan servicio ni en el museo ni en el sitio arqueológico.

Así que imagínense ustedes, éramos Milo y yo en compañía de dos amigos paisas más que improvisaron sus mochilas para acompañarnos en esta travesía, sentados en la acera de un parque sin ningún plan para aquel lunes hasta que nos decidimos a pedir alojo en una escuela y entonces nuestra experiencia se convirtió en un recibimiento genial de parte de los peruanos que nos permitieron dormir y guardar nuestras mochilas en una de sus aulas mientras subíamos un cerro para al menos ver de lejos a Chavín de Huántar.

Con el rector de la escuela

Algo que debes tener en cuenta además de que los lunes no abren es que la entrada al museo de Chavín es libre el primer domingo de cada mes. No esperes más para ir a visitar esta maravillosa cultura y por supuesto pedirle la mano a tu novia con una cabeza clava encima.

Vive feliz, vive libre.

Ly
El mundo es mi país.

4 Comentarios

  1. Estuve allí hace años y a mí también me impresionó esta civilización que la había estudiado en la escuela y habia dibujado esos monolitos y verla en persona fue super. Esta cultura tuvo una gran influencia religiosa a otras culturas.Un abrazote y que bien el relato.

    1. Edgardo, gracias por tus comentarios y por enseñarnos tanto al compartirnos tus aprendizajes, me agrada mucho que te haya gustado el relato y que recordaras lo vivido en diferentes momentos de tu vida. ¡Otro abrazo grande!

      Vive feliz, vive libre.

  2. Señorita Ly que hazaña para uds el ponerse en contacto con una cultura milenaria de mas de 3000 años, se anotaron un gran punto, raíces de la humanidad… que bello discurso de los antepasados en símbolos imperecederos, hablar con los muertos, sln temor alguno y con mucho respeto, les admiramos y seguimos con entusiasmo, saludes a Milo, Virgil.

    1. De eso se trata la vida ahora para nosotros, es un descubrimiento constante de culturas increíbles, que atravesamos absorbiendo su lado positivo y sin temor a nada. Gracias por la admiración, los extrañamos y queremos.

      Vive feliz, vive libre.

Déjanos un comentario