Colombia

El Páramo del Sol y su magnífica belleza

Milo10 comentarios7759 vistas

Realmente no sé cómo empezar a escribir sobre este increíble lugar, este páramo es de esos espacios creados con el objetivo de hacerte ver la inmensidad de la naturaleza, hacerte sentir tan pequeño que de una u otra forma tengas que darle gracias al destino por ponerte ahí.

Antes de empezar mi viaje por el continente suramericano alguien muy especial para mí me dijo que no podía irme sin visitar el magnífico Páramo del Sol y ahí fue donde empezó toda esta historia, en un principio estábamos dispuestos para ir al páramo diez personas, pero por cuestiones logísticas terminamos yendo solo seis.

Iniciamos el trayecto con dirección a Urrao (Antioquia) un jueves en la tarde después de que todos estábamos desocupados, realmente te recomiendo que cuando vayas a ir al Páramo del Sol, lo hagas con al menos cinco días porque créeme que desearás pasar mucho más tiempo en el lugar mas alto del departamento antioqueño; ese mismo jueves tras cinco tediosas horas de viaje llegamos al parque principal de este hermoso pueblo, inmediatamente después de llegar procedimos a llamar a varios contactos que teníamos de Couchsurfing que nos podían hospedar, lamentablemente habíamos llegado muy tarde y nuestros contactos ya estaban dormidos, pero íbamos para el páramo y nada nos iba a quitar la sonrisa de nuestros rostros, así que nos instalamos en el parque y dormimos hasta la madrugada.

Si te llega a suceder esto no te preocupes, también tienes la posibilidad de ir a solicitar hospedaje en la estación de policías que está ubicada ahí mismo en el parque principal, te aseguro que te facilitarán un baño para tus necesidades y una celda calurosa para dormir.

Siendo alrededor de las cinco de la mañana reorganizamos el equipaje y las ganas de llegar a la cima del páramo, asimismo nos dirigimos hacia el lugar donde todo empieza, donde comienza un trayecto que te marcará de por vida, este lugar queda más o menos a 30 o 40 minutos del parque de Urrao y qué sorpresa nos llevamos al ver ese primer amanecer lleno de colores mágicos.

BienvenidaIniciamos nuestra caminata sin saber qué nos esperaría, animados todo el tiempo disfrutando del camino y su naturaleza, encontrándonos con paisajes llenos de vida, íbamos a un ritmo lento ya que todos éramos fanáticos por la fotografía y su belleza, por ende nos deteníamos a tomar fotos.

Debes saber que al ir al páramo necesitarás un guía porque es un lugar con una inmensidad geográfica alrededor de treinta kilómetros en el cual fácilmente podrías perderte, lo digo por experiencia porque más adelante les narraré el momento en que me perdí; entre las seis personas que íbamos estaba un guía amigo nuestro por lo tanto no fue necesario conseguir uno, los guías tienen un valor alrededor de 10.000 pesos por día cada persona, así que si van cuatro personas durante cuatro días el valor del guía será de 80.000 pesos colombianos, este precio puede rebajar si van varias personas y cuadran con el guía, aquí les dejo el enlace del Facebook del guía amigo mío por si alguno quiere contratarlo https://www.facebook.com/andres.RFV

Otro tema importante a tratar antes de continuar es que no importa tu condición física en cuanto al peso que puedas cargar, existe la posibilidad de contratar unas mulas que pueden cargar tu equipaje hasta el campamento base llamado «Piedra del Oso» esto es recomendado solo para aquellos que poseen dificultades físicas puesto que no hay mejor recompensa que llegar a la cima con tu propio esfuerzo, de haberlo logrado con todo a tu espalda.

Equipados

Existen varios caminos para llegar hasta el campamento base «La piedra del oso» los más frecuentados son: el 14 y Proaves, en esta ocasión nosotros decidimos subir por Proaves, debes saber que si vas a subir por el 14 es totalmente gratis el camino ya que si ingresas por Proaves, como yo lo hice, estarías pasando por la Reserva Natural de las Aves Colibrí del Sol, donde tendrás la posibilidad de observar cientos de ellos volando por todo el lugar, el ingreso por Proaves tiene un costo de 5.000 pesos colombianos si eres oriundo de Urrao y un costo de 25.000 para extranjeros; este dinero es para preservar el hábitat de los colibríes, te recomiendo que vayas por este camino ya que tendrás la posibilidad de ver al colibrí del sol que solo existe en el «Páramo del Sol» y  en «Los Farallones del Citará».

ColibríContinuamos nuestra ruta hacia el campamento base, una ardua caminata empinada llena de dificultades, nosotros no íbamos con afán por lo cual hicimos innumerables paradas para descansar, almorzar y tomar fotografías; dos de las tres mujeres que iban con nosotros se encontraban cansadas y no tanto físicamente sino psicológicamente, habían dejado de creer en ellas y pensaban que no podían seguir, pero gracias al guía amigo de nosotros que todo el tiempo les daba moral y les ayudaba con algunas cosas que ellas llevaban, lograron fortalecerse mentalmente para sortear las dificultades y creer en ellas mismas.

Yo en un principio pensaba que faltaba poco, pero vaya equivocación, esta era una de las caminatas más difíciles que había hecho en mucho tiempo, recomiendo que cuando la vayas a hacer estés preparado físicamente porque lograr la cima de este mágico lugar te sacará hasta la última gota de sudor, dicen por ahí que cuando las cosas cuestan es porque realmente valen la pena, en este caso no valía la pena, valía la felicidad de dar cada paso para alcanzar los tan anhelados 4.080 metros de altura sobre el nivel del mar.

Pasadas más o menos siete horas de caminata nos encontramos con el mirador y los primeros frailejones y vaya sorpresa para aquellos que no los conocían, yo tuve la oportunidad de conocerlos anteriormente cuando hacia parte del Ejército Nacional de Colombia; el frailejón es una planta andina con flor, propia de los páramos, debes saber que el 50 % de los páramos del mundo están situados en Colombia.

Mirador

En mi opinión personal hasta este mirador es la caminata que más te exige física y mentalmente ya que de ahí en adelante el terreno te permite descansar más seguido al no ser tan empinado, pero prepárate para los pantanos, debes estar listo para cuidar tus botas o cualquier calzado que lleves puesto, en mi caso yo llevé unas botas cualquiera, algunas de las personas con las que me encontraba llevaron botas pantaneras las cuales realmente son vitales si no quieres mojarte los pies, hay gente para todo y entre gustos no hay disgustos, allí fue donde me cercioré de este dicho al ver a un guía subir y bajar el páramo en crocs (chanclas) realmente es increíble, ¡vaya admiración sentí en ese momento al verlo!

Unas cuantas horas después nos encontrábamos más o menos a unos 30 minutos del campamento base y llegó el atardecer, por obvias razones nos detuvimos a tomar fotografías de este hermoso espectáculo lleno de colores, cuatro de los seis que fuimos siguieron el camino mientras mi novia y yo nos quedamos tomando muchas más fotos, ese fue el momento del que les hablaba anteriormente, el instante en que nos perdimos durante aproximadamente media hora, llegó la noche y estar en el páramo sin guía en la oscuridad es realmente la mejor forma de perderse y no ver absolutamente nada, esa noche había luna llena lo cual lo hacia más claro, pero aún así este lugar es tan inmenso que no ves por dónde caminar, además si te pasa igual que a mí, seguro te llenarás de pantano al menos un pie completo.

AtardecerPor fin encontramos el campamento base “La cueva del oso” y procedimos a armar carpas ya que hacía muchísimo frío, mientras terminábamos el campamento a un amigo le dio soroche que es un malestar que se siente a grandes alturas en las cordilleras por la falta de oxígeno y que se manifiesta con mareos, bajada de presión, dolor de cabeza, trastornos respiratorios o vómito, para su prevención recomiendo la hoja de coca, estar bien hidratado y principalmente acondicionarse paso a paso al clima que te rodea, si ya tienes el mal de altura o soroche lo único que puedes hacer es meterte en tu carpa, abrigarte y tranquilizarte hasta que te sientas mucho mejor.

Al amanecer el clima se encontraba demasiado helado o al menos para nosotros que somos de Medellín, la ciudad de la eterna primavera, por esta razón cinco de los seis que habíamos ido al páramo no tuvieron el talento de despertarse temprano para observar tan exquisita belleza, agradecí tener el valor de ser quien se levantó a ver este amanecer y tomar fotografías y hablo de valor porque tremendo frío el que sentí en ese momento.

Amanecer cueva del osoTipo nueve de la mañana cuando ya no estaba haciendo tanto frío y el sol ya se había hecho sentir en el cielo procedimos a desarmar el campamento para continuar nuestra travesía hacia la cima del Páramo del Sol, nuestro próximo destino era el campamento “Cerro Campanas” que se encontraba a más o menos 4 horas de caminata, esta vez no con tanta dificultad, aunque muchos dicen que esta parte es la más difícil porque ya vienes de una caminata larga y te encuentras agotado, siéndote sincero después de dormir toda una noche al frío del páramo, en lo personal amaneces como nuevo, pero es sólo mi opinión tendrías que experimentarlo para sentirlo por ti mismo, en esta ocasión prefiero mostrarte fotografías del camino en vez de contártelo, dicen por ahí que una imagen dice más que mil palabras.

Camino Camino CaminoDespués de lograr esta hermosa caminata con paisajes llenos de vida y magia, llegamos al tan anhelado “Cerro Campanas” el lugar mas alto del departamento antioqueño, sentir que estas en el lugar más elevado del departamento que te vio nacer, sentir que estás más arriba que la mayoría de personas que conoces, ver a tu alrededor y percibir esa energía que la naturaleza te transmite al pisar la tierra a 4.080 metros sobre el nivel del mar es sencillamente algo que no te puedo explicar con palabras.

Quiero aprovechar este instante de reflexión para hablarte sobre el páramo y sus cuidados, todos necesitamos saber y tener en cuenta que estos lugares son santuarios de la naturaleza, sitios aún no habitados por el ser humano, aún no destruidos y que deseo que permanezcan así, para esto es vital que entiendas que el páramo es una reserva natural de agua que requiere cuidados tales como no arrojar basuras, no hacer fogatas, ir en pequeños grupos de personas para preservar el lugar, por ningún motivo rayar las piedras, jamás dañar algún frailejón o cualquier tipo de fauna y flora que te encuentres en este paraíso; pienso que si decides algún día ir a un lugar como este, seas un amante a la naturaleza y la cuides como realmente te cuidas a ti mismo porque en realidad es lo que estarás haciendo, cuidando de ti.

Milo OsorioEstando ya en este lugar, mi amigo el guía, nos contó sobre una laguna cercana donde debíamos bañarnos para bautizarnos y sentir nuestros corazones latir con más velocidad de lo normal, así que al día siguiente después de aguantar bastante frío en la noche y esta vez es en serio lo del frío, no estoy seguro cuantos grados de temperatura se sienten allá arriba en las noches, pero en verdad necesitarás por lo menos tres chaquetas y un gorro para sobrellevarlo sin inconvenientes; nosotros procedimos a ir hacia la laguna que queda a más o menos media hora bajando, lo que en su momento es tan agradable que te saca sonrisas por su facilidad, pero recuerda que en el páramo existe una ley que dice: «todo aquello que bajes volverás a subirlo”.

LagunaEstuvimos en la laguna durante toda una tarde tomando fotografías e intentando divisar el mítico oso de anteojos oriundo de la cordillera de los andes, pero lastimosamente tuvimos solo la suerte de ver rastros de él en su búsqueda por comida, espero durante mi viaje por Suramérica tener la suerte de ver alguno; horas después regresamos a ver nuestro último atardecer para al siguiente día iniciar nuestra senda de regreso a casa, la cual se llevó alrededor de nueve horas de descenso, acá te muestro algunas fotografías de este magnífico lugar para que te antojes de venir con todas las precauciones y cuidados que el páramo debe tener.

Páramo Páramo PáramoPáramo Páramo Páramo Páramo

Forma de llegar al Páramo del Sol:

La forma de llegar a este mítico lugar no es tan difícil como parece, como anteriormente te había dicho es necesario que contrates un guía o te hagas amigo de alguno, el bus con dirección a Urrao sale desde la terminal del sur de buses de Medellín, el valor es de 27.000 pesos colombianos en Sotraur, su número telefónico es 4442740 y en Rápido Ochoa tiene un costo de 25.000 pesos colombianos, su número telefónico es 4448888 los buses en ambas empresas salen cada dos horas y el último bus sale a las cuatro de la tarde, asimismo la duración del recorrido es de aproximadamente cinco horas.

Al llegar al parque principal de Urrao debes coger una escalera o chiva (bus típico colombiano) esta tiene un costo de 4.000 pesos que sale a las cuatro de la mañana del parque principal hacia el punto de inicio del páramo del sol, su duración es de más o menos 30 o 40 minutos y de ahí en adelante mi amigo es llenarse de valor y coraje para enfrentar una de las mejores experiencias de tu vida; es importante que tengas en cuenta que la última escalera del inicio del páramo hacia el parque principal de Urrao sale a las 4:30 pm.

Espero que te haya gustado esta historia llena de magia que en mi opinión personal es de las mejores experiencias vividas que cualquier persona puede tener, desearía que fueras y cuidaras el páramo de la misma manera que yo lo hice, también sería genial que me dejaras un comentario diciéndome qué tal te pareció esta experiencia y si has subido ya a algún páramo o nevado.

Vive feliz, vive libre.

Milo
Viajero utópico que movido por su pasión te llevará a lugares asombrosos.

10 Comentarios

  1. Ya he ido dos veces, por dos caminos distintos. Y planeo ir la próxima semana con dos de mis hijos y otros familiares. No mencionas el Alto el Burro, que también está a 4080 msnm. Trataremos de ir a Campanas y a la Laguna.

    1. Héctor que bueno leer que planeas ir a vivir una aventura al Páramo del Sol, es un lugar que sin duda te llenará de alegría y ganas de jamás dejar de caminar por las montañas colombianas, por al alto del burro si fuimos, pero fue en el lugar donde realizamos las primeras fotografías y se nos pasó el tiempo para perdernos en la noche, fue toda una historia por contar, por otro lado, te recomiendo llegues a Campanas y la Laguna; son dos lugares excepcionales (debes darte un chapuzón en la laguna para sentir como tu cuerpo vuelve a nacer).

      Vive feliz, vive libre.

    1. Alejandra debes sentir muchísimo orgullo por haber nacido en esas hermosas tierras, para nosotros fue un placer haber puesto nuestros pies en tan bello lugar de la naturaleza. un gran saludo de nuestra parte.

      Vive feliz, vive libre.

      1. Quisiera saber como hace uno para llegar hasta el páramo del sol, se llegar hasta Urrao pero no se que camino coger.
        el que tenga conocimiento y me pueda dar información le agradecería

        Gracias

        1. Alex hola, disculpa la demora para contestar, nosotros fuimos con un guía amigo nuestro, en el artículo puedes encontrar el teléfono de él y utilizar el WhatsApp para quizá él te explique mejor, sin guía no es fácil ya que el camino es un poco largo, igual si quizá mi amigo cambió el número me avisas para conseguírtelo.

          un abrazo y espero sirva de ayuda.

          Vive feliz, vive libre.

    1. Kate muchas gracias por comentar y tener esa voluntad hermosa de cuidar nuestra naturaleza, los páramos son nuestra vida y cuando los visitamos nos sentimos más vivos que nunca, te mando un gran abrazo y espero que te sigan gustando las experiencias de este lindo viaje llamado vida.

      Vive feliz, vive libre.

Déjanos un comentario