Ecuador

El mágico sendero del Parque Nacional Cajas

Ly1 comentario3336 vistas

Nuestro último destino de Ecuador debía ser sin duda un mágico lugar y ustedes juzgarán el sendero del Parque Nacional Cajas leyendo nuestra aventura y viendo las fotografías que logramos obtener.

Después de visitar Guayaquil nuestro destino fue Cuenca y el paso obligado de una ciudad a la otra es atravesando el Sendero de Cajas, igual que lo hicieron los Incas después de conquistar las tierras Cañari, así que al pasar por Cajas nos enteramos de cuán bello era y no pudimos quedarnos con las ganas de regresar a conocerlo para inmortalizarlo en nuestra memoria.

Datos esenciales

El Parque Nacional es bautizado “Cajas” por el parecido de sus montañas a una serie de cajas en las que se guardan las lagunas del lugar, aunque otra versión dice que el nombre proviene del quechua “caxas” que traduce “frío”.

Solo tuvimos un día para recorrer un lugar con más de 2000 cuerpos de agua, entre los que se destacan 178 lagunas bien definidas ubicadas en los extensos valles en los que habitan osos de anteojos, venados de cola blanca, zorros, pumas yagouaroundis, tapires, llamas e incluso lobos de páramo, que hasta hace poco parecían estar extintos.

Dentro del Parque existen muchos senderos por realizar y cada sendero finaliza o tiene en su recorrido atractivos que tus ojos disfrutarán, como la Laguna Toreadora, Ventanas, Virgen del Cajas, Loma de las Tres Cruces, entre otros.

El Cajas es un complejo de páramo de 3152 a 4445 msnm repleto de lagunas y en él se destaca el bosque de quinoa o popularmente conocido como “árbol de papel”, (uno de los favoritos de Milo) que se ganó ese nombre gracias a que cuando lo tocas, en realidad parece que estás tocando papel globo, esta especie de árbol es la única que crece a más de 4000 msnm.

Árbol de papel

Las 3 rutas más turísticas

1. Llaviuco, es un estrecho sendero de 2,8 km que culmina visitando una grandiosa laguna llamada de esta manera, Llaviuco, de 48 metros de profundidad.

2. La Toreadora, cuenta con dos senderos que se recorren en tres horas, en uno de ellos además de la laguna Toreadora vas a ver el bosque del árbol de papel y las lagunas Unidas. En el otro verás las lagunas de Tororas y Potoquinuas.

3. Tres Cruces, una montaña que se encuentra a los 4000 msnm, su recorrido cuenta con un mirador desde el cual se obtiene la hermosa vista de una parte del complejo lagunar del páramo. En el camino hay 3 cruces rodeadas de rocas.

Volviendo a la aventura

El primer lugar que pudimos disfrutar fue el mirador de las Tres Cruces, vimos antes de llegar al mirador, las cruces llenas de piedras por los lados y sobre ellas.

“Cuenta la leyenda acerca de algunos viajeros que transitaban por este lugar, morían debido al intenso frío. Era tradición de todo caminante el rezar un Padre Nuestro en memoria de las almas de los difuntos y en señal de haberlo hecho colocaban una piedra al pie de las cruces a manera de reverencia y protección durante el resto de su travesía.”

Entonces nos acercamos para cumplir con la misión pero olvidamos el pequeño detalle del Padre Nuestro y luego, casualidad o no, empezó a llover con fuerza, por lo que cogimos nuestros ponchos (impermeables) y nos dispusimos a esperar que cesara la lluvia, en ese momento vimos a lo lejos caminar por la carretera a un hombre y poco a poco irse acercando a nosotros diciendo que estaba buscando la ciudad de Cajas, así que le explicamos que no había una ciudad de Cajas y que él ya se encontraba en Cajas, el hombre confundido pidió que lo acompañaremos a caminar y en un descuido desapareció por la carretera. Milo cree que este hombre era un espanto, yo por el contrario no quiero creerlo de esa manera para no entrar en pánico como aquella noche en el Quilotoa. 

Seguimos nuestro rumbo por los senderos del Cajas y aunque no sabíamos exactamente por dónde caminábamos o a dónde terminaríamos llegando, disfrutamos cada paso dado, pues la paz que se siente en este sitio es indescriptible.

El día continuaba frío pero teníamos intactas las ganas de verle formas a las rocas, subirnos a los puntos altos de la zona para admirar el paisaje y lograr acercarnos a una de las lagunas que vimos a lo lejos desde la primera vez que pasamos por allí; La Toreadora.

Alexander Von Humboldt, a quien se debe el nombre de la corriente de Humboldt visitó y describió el Cajas en 1878, no tengo idea de cómo lo habrá descrito pero sus palabras al ver esta creación de la naturaleza tuvieron que estar impregnadas de asombro y si tuviese que describirlo yo, diría que siempre lo mejor lo he dejado para el final, como este último lugar visitado en Ecuador.

Los páramos se caracterizan por la acumulación de agua que tienen, entre otras cosas, estas aguas son las que nutren los caudales de los ríos a menudo más importantes de la zona y como no podíamos irnos sin probarla, nuestro cuerpo al final se sentía tan puro como el agua misma que bebimos.

Después de caminar sin sufrimiento alguno por un rato, cuando menos pensamos ya estábamos frente a La Toreadora, que por su aspecto tan oscuro parece ser muy profunda y como el calor no se apareció por allí no nos atrevimos a darnos un chapuzón. Aproximadamente a 500 metros de esta laguna, se encuentra un área destinada para camping que por su ubicación y hermosa vista, si te quedas a acampar allí, vas a disfrutar muchísimo.

Apunta esto antes de ir a Cajas

El parque está compuesto por un área tan inmensa que es imposible conocerlo en un día, sin embargo si no tienes mucho tiempo, como nosotros en este caso, puedes hacer las rutas que se encuentran más cercanas a la carretera y que por ende te tomarán menos horas, sin embargo ten en cuenta que los tesoros más valiosos suelen estar más ocultos.

“Dos senderos se abrían en el bosque y yo… yo tomé el menos transitado” –Robert Frost

Lleva abrigo porque hace frío, en especial si estás recorriendo Ecuador y justo vienes de Guayaquil, la temperatura de Cajas oscila entre los -2º y los 18ºC. Además regularmente hay neblina y lluvia.

En el Parque hay diversos restaurantes que preparan trucha, un encanto en el lugar para el paladar y puedes practicar pesca deportiva. También tienes varias opciones si deseas quedarte más de un día en Cajas, pues existen cabañas y hay zonas reservadas para acampar.

Y bueno, lo mejor de todo es que el acceso al Parque Nacional Cajas es gratuito y está muy bien protegido por quienes allí trabajan, así que cuando visites este futuro patrimonio de Ecuador, cuídalo.

Parque Nacional Cajas

Cómo llegar

Llegar al Cajas es súper fácil si vas en carro propio o si haces auto-stop, pues el sitio de interpretación desde donde puedes elegir e iniciar tus recorridos queda al lado de la vía Panamericana que conduce de Cuenca a la costa y viceversa. En caso de que tu opción sea tomar un bus entonces debes dirigirte a la terminal de Cuenca y desde allí tomarlo, los buses salen normalmente cada hora.

Gracias por leer un artículo más de la Senda y prepárate para nuestro próximo país en la ruta por Suramérica Utópica; Perú.

Vive feliz, vive libre.

Ly
El mundo es mi país.

1 comentario

  1. Queridos viajeros de la senda, el seguirlos en su página es una adición que genera una tranquila dependencia, nos emociona cada vez que entramos en contacto con uds, su prosa es clara llena de sentimientos encontrados con mesurado estilo, una vez más gracias por afrontar con audaz valentía los obstáculos que les presenta la naturaleza y que nos conmueve tanto… un consejo para uds que auscultan tan recónditos parajes, revisen el suelo y recojan aquellas piedras preciosas que otros no han visto… y si pueden me guardan una “será mucho pedir”, les queremos Virgil.

Déjanos un comentario