Bolivia

Cochabamba; el corazón de Bolivia

Ly2 comentarios1792 vistas

Un valle en medio de la Cordillera de los Andes, la ciudad gastronómica de Bolivia, una mezcla entre arquitectura moderna y colonial, el encuentro perfecto entre naturaleza y urbanismo, riqueza cultural y diversidad de costumbres; todo eso es Cochabamba.

Es la tercera ciudad más grande del país, y su departamento, que ofrece una variedad increíble de paisajes, lleva el mismo nombre.  Se encuentra a 2.558 msnm y aunque para algunos esto pueda parecer algo alto e indicar frío, Cochabamba tiene uno de los climas templados más perfectos que he visitado, razón por la que me sentía como en casa; Medellín.

¿Qué ver en Cochabamba?

En Cochabamba no importan cuánto tiempo planees quedarte porque la cordialidad de su gente y todos los parajes que hay por visitar, logran que vayas corriendo tu fecha de huída del departamento y al final parece que te quieres quedar a vivir allí. Como hay tantas opciones, un viajero con poco dinero debe elegir qué destinos y cosas por ver no perderse, así que a continuación te contaré nuestra anécdota vivida en cada uno de los lugares que elegimos para marcar un paso trascendental en la bella Bolivia.

Sus miradores

El Cristo de la Concordia, protector de Cochabamba, fue creado hace mas de 29 años, es una gigantesca estatua ubicada en una montaña llamada Colina de San Pedro, desde donde se puede disfrutar de una panorámica vista de la ciudad. Se dice que este Cristo es el más grande del mundo, aun después del corcovado de Brasil y se puede ingresar a su interior para divisar también la ciudad desde allí.

Altura total del Cristo: 40,44 metros. Peso: 2.200 toneladas

El escultor de esta obra se llama César Terrazas y tardo 7 años en terminarla por completo. El cuerpo del Cristo es de 34 metros aproximadamente y la base sobre la que está puesto mide un poco más de 6 metros.

Aunque la construcción de esta estatua es impresionante, para mí, no lo es más que la linda vista que se puede ver estando en la colina y por eso, este es un imperdible de la ciudad de Cochabamba.

Laguna Alalay y ciudad Cochabamba

Hay tres opciones para subir a este mirador, una de ellas es caminando por una serie de gradas que aunque parecen muy tediosas, al final te das cuenta que no lo son tanto, pues solo te tardarás 40 minutos en llegar a la cima a paso lento. Otra de las maneras es ir en carro, pues existe un camino de curvas que te lleva directamente a lo alto de la colina desde la ciudad. Y la tercera manera que es la predilecta de la mayoría de turistas es ir en teleférico, pues no tardas más de 10 minutos en llegar a la cima y la experiencia y paisajes son bellísimos.

La senda no se podía quedar solo con una de las maneras de llegar, así que subimos a pie y bajamos en teleférico para vivir una experiencia más completa.

Hay otras montañas cerca a la ciudad desde donde se puede disfrutar de un paisaje único, en especial si es nocturno. Nuestra familia cochabambina (una hermosa familia que nos recibió por más de dos semanas en la ciudad), nos llevó a disfrutar una de las vistas más bonitas que tuvimos de la ciudad, te dejo una muestra…

En la parte final del artículo, te dejo la descripción de cómo llegar a este poco visitado y encantador mirador.

Sus plazas y parques

Bolivia, con su multiculturalidad no ha dejado de sorprendernos y esta vez fue la plaza principal de Cochabamba la que nos encantó con su originalidad, pues su estatua principal no es un héroe de independencia sino un cóndor.

Columna de los Héroes en la Plaza 14 de Septiembre

Su nombre es en honor a la fecha más importante de la independencia de Cochabamba y el homenaje a quienes hicieron posible este hecho, está representado en un obelisco de piedra en el que recalca el vuelo del Cóndor de los Andes.

En esta plaza se puede disfrutar también de observar una arquitectura divina gracias a la presencia de la Catedral Metropolitana, un hermoso patrimonio de estilo barroco.

Catedral Metropolitana de San Sebastián

Atrás la Catedral, delante la Fuente de las Tres Gracias; Áglae, diosa de la belleza. Talía, diosa del teatro. Eufrosina, diosa de la alegría.

Como esta plaza existen otras como la Plaza Colón y la Plaza de las Banderas, sitios modernos que contrastan con construcciones coloniales y áreas verdes que dan un respiro entre tanto cemento pero para nosotros, lo que sin duda no te puedes perder es el jardín botánico, pues presenta la muestra perfecta de la flora cochabambina.

Sus pintorescos mercados y comida

El pique macho, el silpancho, el trancapecho, el puchero, el tojorí o api con su incomparable pastel, muchas son las comidas que te pueden vender como imperdibles, sin embargo para mí no es una comida lo que cautiva en Cochabamba, es la sazón de los mismos cochabambinos, pues nunca en mi vida probé una sopa de maní tan deliciosa como la de allí y esta es una receta estrella en todo Bolivia.

Sopa de Maní
Sopa de Maní

Corre el rumor de que la última comida del Ché Guevara, fue una sopa de maní. Y si esto es cierto y la receta fue cochabambina, entonces seguramente murió feliz.

Me encantan los mercados, puedo pasar horas observando cada una de las cosas que ofrecen así mi objetivo no sea comprar algo y La Cancha, es uno de esos mercados populares, de los más grandes de Latinoamérica, entonces imagínate cuánta cosa hay por ver, exhiben una cantidad de productos increíbles para toda necesidad, costumbre o gusto.

Durante nuestra estadía en la ciudad fuimos en total 3 veces a La Cancha, la primera fue a conocer, recorrerla y sorprendernos, las 2 veces siguientes fue a comprar porque definitivamente no dejan de ser lo más asequible para un viajero los mercados.

Quillacollo

Quillacollo es una comunidad ubicada a las afueras de Cochabamba, sin embargo la expansión de la ciudad ha sido tanta que uno nunca se da por enterado que sale de la ciudad, en Quillacollo existe un escape para quienes habitan allí, pues cuenta con reservas tranquilas y cascadas cerca donde se puede pasar un día de descanso o familiar.

Aquí nosotros visitamos el Parque Ecoturístico Pairumani, un parque que según internet está lleno de agua cristalina que cae directamente desde el Tunari; una montaña de 5.030 msnm, pero aunque el agua sí es cristalina, actualmente es muy poca su presencia y el río que antes descendía a borbotones de allí, ahora es solo un río de piedras.

Pudimos habernos desilusionado del lugar pero el hecho de estar tranquilos acampando en un bosque de eucaliptos, la compañía, ver desde allí la ciudad, los paisajes nocturnos y al final podernos dar un baño en la poca y helada agua que encontramos, hizo que nos divirtiéramos en el sitio.

Habíamos buscado información en internet acerca de un lugar llamado «las cascadas gemelas» y nos parecieron tan interesantes que con lo poco que encontramos de información, nos fuimos en busca de ellas, pero la suerte no estuvo a nuestro favor y al preguntar a las personas de la zona, incluyendo quien nos estaba transportando en un trufi, terminamos desviándonos de nuestro lugar de destino, llegando a una pequeña caída de agua y una pared natural que interrumpía nuestro paso para encontrar las verdaderas cascadas gemelas.

A veces el destino habla y parece que conocer cierto tipo de cosas no te corresponde en esa ocasión, así que no insistimos mucho y nos dedicamos a disfrutar de la pequeña caída de agua. A alguien más le corresponderá hallar las cascadas gemelas y si eres tú, ¡por favor cuéntanos qué tal son!

Laguna Corani

Como no podíamos perdernos Villa Tunari; una ciudad selvática espectacular que también hace parte del departamento de Cochabamba, al retorno de allí paramos en la Laguna Corani; una laguna artificial donde se crían peces, ubicada en la provincia del Chapare, saliendo de la ciudad de Cochabamba.

Allí contamos con la fortuna de que nos recibieran en un campamento llamado Kewiña y pasamos momentos muy agradables en la tranquilidad del bosque, recorriendo la zona, compartiendo con personas maravillosas y por supuesto, disfrutando de las vistas que ofrece la laguna Corani.

Esta laguna tiene una superficie de 18 km² y aún yendo en época de sequía, era inmensa, ver un atardecer en este lugar me reconfortó el alma y es por eso que lo recomiendo como una excelente opción de visita, si estás en Cochabamba.

Precios y Rutas

Cristo de la Concordia: El costo del teleférico es de 8 Bs.

Mirador alternativo: puedes tomar el micro b que va hacia la Universidad Católica, te bajas en la última parada y ahí verás un camino de piedra por el que puedes subir o acortar por la montaña que está al lado del camino. (Te dejo el mapa para que te ubiques mejor).

Parque Ecoturístico Pairumani: Entrada 3 Bs – El transporte se toma en la parada de Quillacollo, en la Plaza Bolívar.

Laguna Corani: Debes tomar un micro que te lleve hasta el pueblo de Colomi, son 2 horas de camino desde Cochabamba y cuesta aproximadamente 8 Bs, una vez estés allí, debes tomar un trufi que te lleve hasta la laguna, el costo del trufi es alrededor de 5 Bs.

Cuando visites Bolivia, no te pierdas por nada del mundo, la experiencia cochabambina, pues no te arrepentirás. Espero te haya gustado este artículo y aprovecho esta despedida para agradecer a cada una de las personas que hicieron posible nuestra estadía, aprendizaje y diversión en la hermosa ciudad de Cochabamba.

Vive feliz, vive libre.

Ly
El mundo es mi país.

2 Comentarios

  1. Grata sorpresa de tan linda descripción de otra hermana para nuestra ciudad Medellín, parece increible la similitud con Cocabamba, sus panorámicas tanto diurnas como nocturnas; Ly me gusta la narrativa amena que emplea en la presenación de tan lindos paisajes y contrastes, que bueno que muestren mas puestos de ventas de las plazas de mercado y los rostros, con el debido permiso de quien se acerca tales centros de comercio, por lo demás mas que agradecido por el contacto con mundo a pié y la inclución de los hermanos bolivianos que hace rato me vienen sorprendiendo por su universalidad y hospitalidad… que paraiso que vienen visitando, les queremos, Virgil.

    1. Gracias Virgil, ojalá algún día te des la oportunidad de descubrir con tus propios ojos la preciosa Cochabamba, que aunque tiene parecidos con nuestra ciudad nativa, es única en su diversidad cultural. Un abrazo!

      Vive feliz, vive libre.

Déjanos un comentario