Brasil

Chapada dos Guimarães

Ly2 comentarios452 vistas

Las chapadas son montañas rocosas altas que en su cima cuentan con una amplia planicie. Este término lo conocí al ingresar a Brasil y me di cuenta que esa formación rocosa extraña que había visto en Bolivia, en una zona relativamente cerca a la frontera con Brasil (Chochís), había sido mi primer encuentro con este espectáculo de la naturaleza, por lo que estaba muy entusiasmada y agradecida al tener la oportunidad de repetir una experiencia similar en Chapada dos Guimarães.

El Parque Nacional Chapada dos Guimarães, es un parque de conservación con una superficie de 330 km² y se localiza aproximadamente a 60 km de la ciudad de Cuiabá.

Desde los primeros minutos que pasamos en Brasil, ha sido imposible encontrar un transporte público que nos acerque a los lugares naturales que queremos conocer, sin embargo, como diría mí mamá; tenemos un ángel que nos acompaña, pues esta vez el ángel fue una amiga de Cuiabá que conocimos por Couchsurfing y quiso acompañarnos a realizar esta hermosa ruta, creada por ella misma, donde excluimos todos aquellos puntos turísticos que tienen costo monetario y le pagamos a los lugares visitados, con sonrisas.

Así que a continuación tienes una lista de los lugares que podrás visitar sin pagar entrada y que a pesar de no pagar, son de fácil acceso porque tienen rutas marcadas y se encuentran en el mapa. Y digo lista de lugares porque además de ser chapada, tiene diversas formaciones rocosas extrañas, muchas cascadas, ríos y miradores maravillosos.

Cachoeira Véu da Noiva

(Cascada Velo de la Novia), es una cascada de 86 metros de altura que se puede contemplar desde lo alto, dejando grabada en la mente una vista panorámica muy bonita, gracias a eso es la postal turística de Chapada dos Guimarães.

Vimos la naturaleza en todo su esplendor, muy conservada, los lugares limpios a pesar de tener turistas y disfrutamos de avistar aves en el recorrido. En este mismo espacio, a 15 minutos de caminata, se encuentra la Cachoeirinha, una cascada muy visitada por su fácil acceso.

Cachoeirinha

Esta cascada, que en español traduciría “cascadita”, tiene 18 metros de alto en los que el agua cae formando un pequeño pozo para nada profundo pero muy ameno que termina dando la impresión de una playa rodeada de mata.

Como en la cascada Véu da Noiva solo podíamos admirar la belleza de la caída de agua, este fue nuestro primer contacto con el agua de la zona, que por el insoportable clima caliente, su temperatura era perfecta.

Cachoeira dos Namorados

A pocos pasos de la Cachoeirinha (50 metros), se encuentra Cachoeira dos Namorados; una caída de 15 metros que forma una piscina natural mucho más grande y honda que la anterior donde debe ser delicioso pasar el día bañándose, pero como nos esperaban muchos más lugares, disfrutamos unos minutos de la vista y continuamos nuestro recorrido por el vasto verde de este paraíso.

Valga aclarar que fuimos a Chapada dos Guimarães en época de lluvias, razón por la que las aguas de estas cascadas se ven como el color del barro cuando se acumula, sin lluvias el color debe ser diferente.

Cachoeira da Tartaruga

En español traduce Cascada de la Tortuga porque supuestamente se puede ver la forma de una tortuga en el lugar, sin embargo aunque yo no vi nada, vale mucho la pena visitar esta cascada, pues como no son muchos quienes saben de su existencia, más que los moradores, normalmente el lugar se encuentra vacío, así que se puede disfrutar mucho más.

Esta cascada está ubicada en una propiedad privada, por lo que el ingreso dependerá del permiso que te dé el propietario.

Cachoeira do Segredo

La Cascada del Secreto tiene este nombre gracias a lo poco conocida que es, como en el caso mencionado anteriormente, para ir al lugar es necesario estar acompañado de alguien que conozca la zona, que se haya grabado el camino o que te expliquen perfectamente la ruta antes de visitarla.

Lo que hace esta cascada un imperdible al visitar Chapada dos Guimarães es su increíble y única belleza a causa de los agujeros que crean las caídas de agua en la roca, pero claro, como componente adicional cuenta con que es entrada libre.

Mirante do Centro Geodésico

Un mirador que regala a los turistas una vista panorámica de la ciudad de Cuiabá y el campo verde que la rodea. Además es el Centro Geodésico de Suramérica, es decir que existe la misma cantidad de kilómetros desde este punto hacia el Océano Pacífico y hacia el Atlántico.

Río Claro

Volviendo a Cuiabá se encuentra un río cristalino hermoso y refrescante, cuyo nombre es Río Claro y como el calor en esta zona dura tanto tiempo al día, no podíamos dejar de parar a sumergirnos hasta que la puesta de sol llegara. Tuvimos tiempo de muchas risas gracias a que la corriente del río nos arrastraba y miles de intentos de fotos acuáticas. Aquí les muestro algunas fotos de la alegría vivida con una compañía sensacional.

Siempre que escuches la palabra “chapada” corre a ver porque donde hay chapada hay cascadas y por ende, mucha diversión.

Vive feliz, vive libre.

Ly
El mundo es mi país.

2 Comentarios

  1. Querida Ly que emocionante experiencia te han permitido vivir la Naturaleza en ese enigmático país Brasileño, Milo y esos maravillosos amigos que siempre aparecen cuando mas se necesitan… en el espacio y tiempo todo confluye o más bien hay una confabulación de seres en un tiempo dado,..el mundo es perenne cada vez que se lo propone… gracias por permitirnos saborear tan las lindas imágenes que vemos en este reporte, les queremos, Virgil.

    1. Gracias Virgil, sin duda sentimos que estos lugares en los que disfrutamos tanto y la naturaleza que tratamos de cuidar y admirar lo máximo posible, siempre estuvieron esperando por nosotros; la maravilla no sería maravilla sin un alma que pueda admirarla.
      Un abrazo.

      Vive feliz, vive libre.

Déjanos un comentario