Perú

Caral; la ciudad más antigua de América

Milo2 comentarios942 vistas
Milo Osorio - Caral

Situada en el Valle de Supe y a 182 kilómetros al norte de Lima – Perú, se encuentra la sagrada Caral, el lugar donde se construyó la ciudad más antigua de América y que según datación radiométrica su historia trasciende a más de 5.000 años de antigüedad, siendo así contemporánea con las civilizaciones del antiguo continente tales como las de Egipto, China, India y Sumeria, pero que a diferencia de ellas, Caral se desarrolló en total aislamiento ya que se adelantó a la época de la civilización Olmeca que aparecería 1.500 años después en el litoral del golfo de México.

Caral tuvo su desarrollo entre los años 3.000 – 1.800 a.C. y dio origen a las civilizaciones andinas listando incluso a la antigua cultura Chavín (1.200 a.C) que por mucho tiempo fue considerada la más antigua de Suramérica.

La peculiaridad de esta civilización es que vivía en total armonía con los demás poblados de la zona, que en realidad eran 20 pequeños asentamientos  que comerciaban entre sí, siendo Caral la más grande y en teoría la capital a la que acudían todos. En la ciudad sagrada no se encontró ningún rasgo de batallas o sacrificios, lo que sí se halló fue un sistema para entender el cosmos y alabar los astros, dándonos a entender que esta cultura comprendió uno de los objetivos de la vida; vivir en paz y armonía con todo el entorno.

Dejando huella

Nuestras ganas por dejar nuestras huellas en tan sagrado lugar iniciaron después de escuchar hablar un día acerca de Caral a un conductor con quien hicimos auto-stop, él nos narraba que no había podido visitarla por condiciones de tiempo, pero el tiempo jugaba a nuestro favor y ese granito de arena que él había sembrado comenzó a crecer en nosotros, así que antes de llegar a la gran capital Lima decidimos hacer una parada en Barranca; lugar donde nos hospedaríamos por primera vez en una moto posada conociendo así la unión entre los viajes y las motocicletas.

A los primeros rayos del sol iniciamos nuestra senda para conocer los vestigios de esta civilización, tomamos una combi que nos llevaría hasta el actual pueblo de Caral, donde después de preguntar nos guiarían al camino que lleva a los restos arqueológicos de la antigua ciudad, el sol era incesante pero aún no comenzábamos a caminar por el desierto, nos cruzamos con un lugar que adornaba el paisaje con maíces y le daba un toque mágico a la aventura.

Cruzamos el río Supe, encargado de dar vida a la agricultura de los ancestros y a pesar de que se encontraba seco por la temporada lográbamos observar el magnífico rastro que forjaba en sus mejores temporadas, eso nos hizo pensar sobre el por qué había dejado de existir esta civilización, ¿sería una sequía la que acabó con tan gran cultura? nos hacíamos preguntas sin respuesta que nos comenzaban a intrigar en nuestro camino que al mismo tiempo gozaba de la sombra de unos árboles donde la naturaleza se sentía a flor de piel, las aves cantaban y el sendero bien diseñado marcaba nuestros pasos.

Caral; ciudad sagrada

El color verde terminó y llegó la arena a adornar el paisaje, el camino comenzó a verse diferente y no veíamos a nadie cerca para que nos diera información sobre el lugar, por ello decidimos cruzar entre senderos para así estar dentro del complejo arqueológico de Caral y fue en ese preciso instante cuando nos sentimos en el lugar donde había nacido la historia del continente.

Recorríamos cada rincón de la gran ciudad sagrada y sin entender muy bien acerca de qué significaba cada pirámide que cruzábamos lo hacíamos respetando el lugar y el trabajo que han realizado los arqueólogos allí, en estas zonas se hallaron instrumentos musicales entre los que destacan 32 flautas traversas realizadas con huesos de ala de pelícano, 38 cornetas de huesos de venado con decoraciones y 4 antaras (zampoñas) elaboradas con hilo de algodón.

Esta civilización demostró con sus instrumentos musicales que era posible lograr conectar entre ellos, expresar creencias, miedos y perpetuar costumbres colectivas y familiares.

El ingenio de sus construcciones

La sabiduría para la construcción era un talento que habían adquirido a través de los años los habitantes de Caral, puesto que contaban con tecnologías de construcción sismo resistente y esto hacía que tuvieran lo necesario para enfrentar las fuerzas liberadas durante los movimientos telúricos.

Ellos utilizaban quinchas para afirmar sus paredes, (postes de madera atados entre sí y rellenos de barro), además shicras (bolsas de fibra vegetal que utilizaban para atar grupos de piedras entre sí), esto para transportarlas con mayor facilidad y utilizarlas principalmente como base para sostener el peso de sus pirámides.

Gracias a estas construcciones tuvimos la oportunidad de ir a visitar lo que queda y han recuperado con arduo trabajo los arqueólogos, sé con total seguridad que nosotros venimos de un gran mestizaje de razas, pero ahora sé con más certeza que la primera civilización organizada de nuestro continente se originó en Caral.

Datos de Interés

De lunes a domingo de 9:00h a 17:00h.
General: 11 soles / estudiantes y docentes 4 soles / escolares y jubilados 1 sol
El guía tiene un valor de 20 soles, es obligatorio a menos que entres sin conocer como no sucedió a nosotros y cuando ya vayas a acabar el recorrido te descubran.

Ly Lagos - Caral

Hasta el momento Caral está en proceso de organización y aún no está a su 100 %, es imperdible si quieres conocer el sitio donde todo inició y gracias a que los arqueólogos han hecho un gran trabajo es hora de que vayas a vivir una experiencia inolvidable.

¿Sabías que Caral es la civilización más antigua de América o también te tomó por sorpresa?

 

Vive feliz, vive libre.

Milo
Viajero utópico que movido por su pasión te llevará a lugares asombrosos.

2 Comentarios

  1. Queridos Amigos de la Senda es impresionante la perspicacia y tesón con que asumen el reto de describir el desarrollo de los pueblos y sus culturas, con su presencia son uds narradores etnográficos de civilizaciones con principios prácticos de arqueología, gracias por ampliar nuestro conocimiento sobre Caral, que no estaba en los anales de la historia… Cuándo empiezan escribir el libro documentado de Cada país? les vendría bien, ya tienen el material recogido… aunque es notorio que los impresos están desapareciendo, Les queremos y seguimos con entusiasmo…Virgil

    1. Es grato leer comentarios que alegren el día, siempre después de cada artículo estoy ansiosamente esperándolos para llenarme de más motivación para seguir esta Senda por el mundo, Caral es un sitio mágico que merece ser conocido por todos los habitantes la tierra y por otro lado, lo del libro poco a poco se está tejiendo para así aunque desaparezcan los impresos, jamás desaparecerá el conocimiento que le podamos inculcar a las personas. Un gigante abrazo y jamás olvides…

      Vive feliz, vive libre.

Déjanos un comentario