Brasil

Bonito, la ciudad paradisíaca de Brasil

Ly2 comentarios264 vistas

¿Has oído mencionar alguna vez los cenotes de México? si la respuesta es sí entonces imagínate un lugar muy similar pero en una proporción menor. Si no sabes de lo que hablo entonces imagínate un lugar donde nacen una serie de ríos y ese nacimiento imagínalo cristalino, en tonos verdes, azules y a la vez como un espejo transparente, con cascadas, cuevas, peces de colores, profundidades aún no descubiertas, imagínate careteando o buceando en aguas como las del caribe pero con vegetación selvática. Todo eso describe a Bonito y hoy te voy a contar una de las experiencias que elegimos vivir allí.

Para ubicarte, debo comenzar mencionando que Bonito es un municipio del Oeste brasileño cuyo nombre describe a la perfección el lugar. Bonito se encuentra en el estado de Mato Grosso do Sul y miles de turistas de todo el mundo se sienten atraídos por esos paisajes naturales maravillosos a los que me refiero en el primer párrafo.

Escultura del parque principal de Bonito

Mucho antes de llegar a Bonito, escuchamos muchas veces el mismo tipo de afirmaciones sobre el alto costo de la ciudad y sus paseos, sin embargo cuando veíamos fotografías del lugar no podíamos dejar de imaginarnos cómo se verían esos paisajes en esta página, así que nos arriesgamos y al llegar confirmamos los rumores; sí es una ciudad muy bonita con paseos de ensueño y también son muy caritos esos paseos.

Parque principal de Bonito visto desde el cielo

Nuestra primera impresión fue que Bonito estaba exclusivamente diseñado para personas adineradas, especialmente extranjeros con monedas mucho más fuertes que las latinoamericanas, sin embargo ya estábamos allí y la desilusión no existía en nuestras mentes, entonces indagamos; preguntamos en muchas empresas de turismo por las diferentes opciones existentes y cada paseo en cada empresa tenía exactamente el mismo costo. Optamos por hacer dos de los paseos más completos y menos costosos, por supuesto nos quedamos con ganas de conocer lugares increíbles y excesivamente caros que no podíamos pagar, pero también nos quedamos con la felicidad gigantesca de haber vivido al menos dos experiencias maravillosas que nos aguaron los ojos de felicidad.

Nascente Azul

El paseo del que te hablaré en este artículo, es llamado “Flutuação no Río Bonito e na Nascente Azul”, esto quiere decir hacer snorkel o caretear y flotar en el río Bonito y en el nacimiento del mismo. Como su nombre en portugués lo indica es un nacimiento de agua azul.

Los lugares donde se encuentran ubicados los atractivos de Bonito, son lugares privados y cada lugar estipula el precio cobrado a los turistas. La “Nascente Azul” se encuentra ubicada a 33 km de la ciudad de Bonito.

Al llegar al complejo se disfruta de un balneario lleno de peces, algunos juegos, restaurante, parqueadero, baños, toda una estructura turística para pasar el resto del día antes o después de hacer el paseo en el nacimiento del río.

Complejo turístico de la “Nascente Azul”
Balneario

El camino al nacimiento se hace por un sendero construido en madera al borde del río Bonito y rodeado de floresta nativa. Antes de comenzar la corta caminata, el guía se encarga de entregarnos los trajes de neopreno, los chalecos salva vidas, el calzado y las caretas, guarda todos nuestros elementos personales y nos explica el cronograma de las próximas dos horas. Caminamos prestando atención a cualquier construcción, cable o árbol característico que nos sirva de referencia aérea para enviar el drone a fotografiar el lugar, después de nuestro encuentro con el agua.

Antes de llegar al nacimiento, el guía hace un pequeño entrenamiento con los visitantes, nos enseña a respirar dentro del agua con la careta puesta y nos explica cómo flotar para apreciar las especies de peces que habitan el río. Acto seguido, nos dirigimos al nacimiento y me impresiono al ver el agua más clara vista en toda mi vida.

Un escenario sin nada que envidiarle a cualquier lugar existente, en el nacimiento se puede ver el agua brotando de la profundidad de la tierra, plantas y peces en la mejor resolución que otorga el ojo humano, colores vivos cuyo dominante es el verde y el azul.

Nascente Azul

Tuvimos la oportunidad de sumergirnos entre las rocas que forman este nacimiento y después descendimos por el río flotando lentamente mientras admirábamos la belleza bajo el agua. Para mi el recorrido fue muy corto para la emoción tan larga que me quedó, pero ha sido una de las mejores experiencias naturales vividas en este viaje por Suramérica.

Por supuesto Milo no podía quedarse con las ganas de tomarme una foto bajo el agua lo suficientemente nítida para él, así que no le importó hundirme, que tragara un poco de agua y que mi cara pareciera la de un pez.

Al terminar nuestro recorrido por el río, inmediatamente nos dirigimos al lugar donde guardamos el drone y lo enviamos en busca del agua que nos dejó enamorados. Aquí te muestro la foto de esta maravilla del mundo natural.

Bonito
Cascada vista desde el cielo

Después del trabajo realizado gracias al drone y a Milo, nos detuvimos a admirar la belleza de una pequeña cascada ubicada camino al río, esta además de ser linda se encarga de generar energía a la hacienda dueña del turismo en la “Nascente Azul”.

Tenemos muchas ganas de volver a Bonito porque cada lugar natural existente allí, es impresionante e imperdible y lastimosamente en esta oportunidad no había manera de eximirnos del cobro de ninguno, pero seguro la vida algún día nos llevará a encontrarnos con todos esos lugares que claman nuestra presencia.

Cuéntame cómo te pareció el rio Bonito y pregúntame cualquier duda que tengas sobre el paseo porque este es en definitiva, uno de los sitios obligados de Brasil.

Vive feliz, vive libre.

Ly
El mundo es mi país.

2 Comentarios

  1. Definitivamente creo que el Paraíso tiene tantos lugares escondidos que en ocasiones descubrimos alguno de ellos… este es uno, ojalá quien logre curiosear esta pagina, se anime a experimentar tan enigmática belleza que con su sutil transparencia acaricia el corazón de los visitantes, grabando con tinta indeleble las más preciadas imágenes celosamente guardadas por el ser de Luz que allí recide… Creo que Dios puso la maravilla de Bonito tan cerca en el Brasil para que lo pudiéramos disfrutar, gracias Ly y Milo porque compartimos hermosos días en esta pequeña y fantástica ciudad, al igual que uds me encantó y quedé enamorado de esta parte del mundo. Virgil….

    1. Nos alegramos mucho de que tu experiencia haya sido tan fascinante como la nuestra, sin duda cuando uno va a este tipo de lugares se da cuenta que la magia existe y que es mucho más real cuando se comparte con personas a las que quieres.

      Vive feliz, vive libre.

Déjanos un comentario